“Gran Torino” y la Redención

Andamos un poco a vueltas con la redención en la última de Clint Eastwood, “Gran Torino”. Y hay un motivo por el que ser americano significa mucho más que haber nacido en un determinado territorio, como pasa con naciones mucho más antiguas. Y por lo que ser americano está revestido de cierto aparato ideológico que no necesariamente funciona en ninguna otra nación. Estados Unidos es el primer país del mundo que nace en torno a unas coordenadas políticas, y por ello mismo ha mostrado siempre esa gran capacidad para convertirse en un “melting pot” en el que todo el mundo cabe sin importar raza, credo y demás condicionantes. Como país nacido al calor de las ideas de la Ilustración y del liberalismo, el “americano” tiene una idea de la individualidad como ningún otro ciudadano del mundo. El lema del americano bien podría ser mucho más allá del “In God we trust”, “El buey suelto bien se lame”. Todo ese ideario sobre la supremacía del individuo por encima de ningún grupo o comunidad ha tenido unas consecuencias bien claras a nivel de organización como es el hecho de la preferencia por “el menor estado posible” y por lo tanto “la menor intervención posible”. No hace falta que se recuerde aquí el gran malestar que está generando en USA la actual intervención gubernamental para reciclar la economía, con llamadas incluso por parte de los ciudadanos a la desobediencia civil y a la insumisión fiscal. Así que el americano “de verdad” (literariamente expresado esto) es aquel que se identifica con el repudio por el aparato estatal, base sobre la que está construida el país. De su apoyo incondicional a la individualidad deriva dos consecuencias: la primera de ellas es que todo lo organizado grupalmente por fuerza ha de ser injusto con algún individuo, y lo que es peor, ese individuo puede ser él. La segunda es que, si bien de vez en cuando hay que dejar que las cosas se organicen grupalmente, uno tiene todo el derecho del mundo a reaccionar en su defensa, porque la propia defensa, en cualquier sentido, es un derecho inalienable. Recapitulando: por defecto, es muy posible que lo que hace el estado esté mal, y por lo tanto, los ciudadanos tienen que solucionarlo con su acción individual.

Esa era la idea que subyacía fundamentalmente tras la serie de “Harry el sucio”: las leyes pueden ser tremendamente injustas pues su medida no es el individuo, sino el grupo, y el individuo tiene que asegurar que se haga justicia. Y era esta una idea que era normalmente aceptada por el americano medio, pues sobre esos pilares se ha construido su nación. Ahora bien, ¿qué ha cambiado de “Harry el sucio” a “Gran Torino”? Fundamentalmente la desconfianza. La democracia se basa en la desconfianza, por eso tenemos tres poderes separados que se vigilan y se sancionan entre sí, porque no se fían. En “Gran Torino” ha desaparecido esa desconfianza, y de pronto, el prototipo de americano medio abandona su criterio al criterio del grupo, y en vez de partir de la idea de que el estado es injusto por naturaleza, empieza a confiar en él. Tanto y de tal manera, que un personaje que durante todo el metraje ha administrado la justicia por sí mismo, sin reparos a la hora de empuñar su arma contra cualquiera que le mancille el césped, al final de la película nos manda el mensaje de que el estado sí que es capaz de impartir una “justicia justa” y lo hace a través de la inmolación, enviándonos el sutil mensaje de que su conducta anterior, la de la desconfianza, debe sin lugar a dudas ser castigada, en este caso con la muerte.

Hay una gran diferencia entre una conducta anti-sistema y una conducta liberal, aunque ambas compartan la desconfianza en el estado. La primera desea destruir todo el sistema por defecto. La segunda parte de la base de que es justamente la desconfianza la que hace funcionar al sistema. En el último filme de Clint Eastwood, ni lo uno ni lo otro. El sistema es bueno, y todos aquellos que en algún momento hayan desconfiado de él, merecen morir. Puede que nos encontremos con el final de la insigne tradición de la narrativa americana del individuo enfrentado con el sistema. Adiós a tantos John Doe…

No hay entradas relacionadas.

34 respuestas a ““Gran Torino” y la Redención”

  1. Bruno dice:

    Excelente nota!
    Agudas observaciones.

    Soy avido lector de esta maravillosa pagina!!!.

    (Escribo sin “enies” ya que estoy en Japon)

    Aunque algo fuera de tema, pero dentro tambien: “America” es un continente, no un pais. Es alarmante que en Espana, tanta eficacia haya tenido el discurso colonialista estado-unidense, para que se conozca y se denomine a ese pais como “America”. Imagino que a la larga, la imposicion ideologica de ese constructo, permitiran a USA reclamar el Amazonas o las tierras altas con agua de Argentina como propias…total….estan en “America”.

    Seria como si los britanicos empezaran a llamar “Europa” a Inglaterra o los Israelies “Asia” o “Medio Oriente” a Israel.

    En nosotros, y en nuestras reflexiones (pensadas, habladas o escritas) esta el poder de contrarrestar la “falacia americana”.

    No es que este ofendido ni mucho menos, pero creo que en cualquier reflexion sobre la reflexion que un artista estadounidense haga en su obra sobre su propio “ser”, debe estar contemplada esa salvedad: todos los americanos son “americanos”, no solo los estadounidenses.

    Saludos!!

  2. Messiah dice:

    “El sistema es bueno, y todos aquellos que en algún momento hayan desconfiado de él, merecen morir.”

    Hombre, esto es un tanto sectario. No creo que Eastwood haya querido difundir ese mensaje, porque desde mi punto de vista interpreta a un personaje que elige esa opción.
    Quizás soy más inocente que vosotros,jeje.

  3. Javier C. dice:

    ¿Profesor Rocachitón?

    ¿Un heterónimo, o un personaje independiente de la página?

    Es curioso que ninguna de sus películas -las de Clint- esté escrita por él, y sin embargo posean tanta continuidad conceptual. El guionista de Gran Torino ni siquiera pensaba en Clint cuando la escribió…

  4. Julian Campo dice:

    Magnifica entrada, buen análisis de la idiosincrasia estadounidense.

    ¿Algo esta cambiando?.
    No se, pude que la polarización del país en la era Bush, sumado a la crisis, tengan que ver. Nunca había visto tantas series “políticamente incorrectas”, mujeres que se dedican al negocio de la droga, mujeres desesperadas, mujeres solteras y sexualmente activas en Nueva York y un enfermizo por el sexo en California, excéntricos doctores de cirugía estética, abogados que bromean y ridiculizan el sistema, vida y obra de una familia mafiosa, etc.
    Existe también una necesidad de creer en las posibilidades del pueblo americano ante las adversidades, sean el terrorismo, los asesinatos, la violencia u otros. Se confía esta tarea a hombres altamente especializados y cualificados, CSI, Numbers, Mentes Criminales, Bones. Me recuerda a la fe que tienen los japoneses en sus científicos que se puede ver en su cine.

  5. Bronte dice:

    Muy interesante tu comentario, Andarrio. Habría que ver si podríamos conectar lo que dice Rocachitón con esta idea. El hecho de que se empiece a ver cómo delegan la administración de la justicia, porque ante un ambiente que perciben como extremadamente hostil, ya se ven incapaces de solucionar las cosas individualmente…

  6. Gabriel dice:

    “El sistema es bueno, y todos aquellos que en algún momento hayan desconfiado de él, merecen morir.” Buena reflexión desde luego, aunque ésta última conclusión me ha parecido bastante simplista. Yo creo que a CLint le interesa mucho mas durante todo el metraje el mensaje de concordia y de aceptación de los cambios en la sociedad, mas que ese ensalzamiento del sistema, tampoco creo que él se castigue así mismo al final, creo que se sacrifica, pero para esto hay opiniones.

    Es cierto que la reflexión es válida en base a lo que se ve en la película, pero me parece mas un accesorio mas que el mensaje principal, que es el que antes nombré. Por supuesto la película también critica al americano tradicional y [s]republicano[s] conservador, pero esto no se le escapa a nadie.

  7. MalaBesta dice:

    A ver si es posible que usted haga un comentario, Gabriel, sin faltarle al respeto al personal.

    Me parece muy bien que su análisis sea mucho más profundo que el de nadie, y muchas gracias por darnos su aprobación, pero en el futuro ahórrese de tildar de simplistas o similares las opiniones de los demás.

  8. Tronchanabos dice:

    Ya que os aburrís tanto, a ver si podéis hacer también alguna reflexión profunda sobre la peli de Punisher: War Zone. La vi recientemente (qué buena!) y creo que si le buscáis los tres pies al gato seguro que sacáis mucho más petróleo filosófico de esa que de Gran Torino.

    Y si os jartáis de psilocibes antes de verla, más aún.

  9. MalaBesta dice:

    No se preocupe, Tronchanabos, que en cuanto veamos la de “Punisher: War zone” ya se la explicamos.

  10. Gabriel dice:

    A ver Malabesta no manipule no manipule… que no he dicho que mi opinión sea mejor que la de nadie hombre… que solo quería dar una visión alternativa. Cualquiera diría que la tiene cogida conmigo, que por aquí se ha dicho que si es un poco sectario y nadie ha dicho esta boca es mía…Siento que se haya sentido ofendido. Sepa que me importan mucho sus sentimientos y opiniones, pero se lo merece porque usted siempre me ha tratado con muchisimo respeto, franqueza, y ecuanimidad.

  11. MalaBesta dice:

    A menos que yo me equivoque, se ha dicho que el personaje es sectario, no la lectura del personaje.

    Puede dar las versiones que quiera, que para eso está esto, pero valorar las capacidades de los demás tildándolas de válidas o simplistas, está un poco feo.

    Al igual que llamarme manipulador e intentar implicar luego que le afeamos el tener una visión distinta de las cosas.

  12. Gabriel dice:

    Lea bien el comentario de Messiah.

  13. Gabriel dice:

    Lo ha vuelto a hacer no he dicho que ustedes me afean por tener una visión distinta de las cosas. Lo que pasa es que siempre he notado, que se responde hacia mi con especial virulencia, que se ha dicho que mis comentarios no tienen fundamento, que se ponen en mi boca palabras que no he dicho, que se interpretan intenciones o actitudes que jamás he pretendido en mis comentarios, que Bronte me ha llegado a llamar algo parecido a niñato en un foro, cosa que toca la moral sobre manera y demás. No se que ven de prepotente en mis comentarios, ni que tienen de molestos, infantiles u ofensivos. Desde luego no tengo por afición ponerme a molestar a desconocidos de internet.

  14. M dice:

    No he visto la película, pero siempre es un placer leerle y aprender de usted, Profesor ;) , aplausos.

  15. ddaa dice:

    Y si os jartáis de psilocibes antes de verla, más aún

    Yo he visto más de una peli bajo los efectos de los psilocibes, pero recomiendo no excederse con la dosis, que te puede pasar lo que a Mia Farrow en “La Rosa Púrpura del Cairo”. Y si estás viendo una peli de miedo, mejor no hacer según qué experimentos.

  16. Isabel dice:

    Pues a mí me parece una falta de respeto que el profesor Roca-chitón, (Qué mágnífico heterónimo: roca-chitón), me haya destripado la peli por completo, y encima sin avisar. Hay gente que aún no hemos visto la película, y teniendo muchas ganas de verla, me cuentan, así, de golpe y porrazo que el pobre Clint se inmola. Ya la única curiosidad que me ha dejado el profesor es si se inmola a lo bonzo por haber desconfiado del sistema, o si se hace el harakiri a lo samurai por haber deshonrado a la patria. Como de momento no he visto la peli no puedo opinar sobre las razones últimas de Clint para esta inmolación sublime, porque si dicen que la peli es buena, debe de haber alguna razón sublime. La razón ya nos la han explicado también. Pues si es cierta, y ese es el mensaje de la película, la tercera parte de los estadounidenses deberían también inmolarse. A lo mejor empezamos a asistir a la visión de mucho cine redentor, con martirio final incluído.
    Yo pediría que las opiniones sobre los cambios en el estadounidense medio vayan al foro, y la offoffcrítica para el cine, y si se va a contar el final, que se haga lo que hay que hacer. Poner Spoiler o destripamiento, que con tanto anglicismo da igual.

  17. MalaBesta dice:

    Isabel, me parece un tanto ingenuo esperar que en un artículo en el que se analiza a fondo una película (y recalco artículo y no crítica) no se vaya a estropear la trama. Por eso tampoco ninguno de los comentarios, incluido el suyo, están marcados como destripamientos, por mucho que entren a saco a la peli.

    Como tal artículo que es, junto con sus comentarios correspondientes, va a la página, que para eso tiene una sección de “Otros” en la que se tratan estas cosas.

  18. Isabel dice:

    Bueno, sí, tiene usted razón, pero es que me ha llamado mucho la atención el título, y como no entendía lo que tenía que ver la redención con Gran Torino, he entrado y me he encontrado con el final contado. Son cosas de la curiosidad, y además todo el mundo estaba opinando aquí, el foro está apagadito.
    Bueno, ya estoy avisada para otra vez.
    Malabesta, ¿no cree que se ha pasado un pelín con gabriel? Le veo muy acongojado y yo creo que ha hecho el comentario sin ninguna mala intención. A mí me parece un chico muy majo y con buenas intenciones. Todos cometemos errores y lo que ha dicho no es para enfadarse tanto. Es cierto que no debería de haberlo dicho, pero pienso que lo ha dicho sin pensar en que eso podría molestar. me ha dado algo de pena, la verdad, y se lo digo de todo corazón. Creo que le ha afectado, y yo le veo con buen corazón.

  19. MalaBesta dice:

    Isabel, en serio, se lo repito una vez más: deje de decirnos lo que tenemos que hacer.

    Y por otro lado, si lo que va a escribir no tiene NADA que ver con la entrada, y son comentarios de índole personal, haga el favor de llevárselos al Offro, que para eso está.

  20. Isabel dice:

    No se preocupe, al Offro, pero su comentario hacia Gabriel, tampoco tiene nada que ver con la entrada, y también es de índole personal.

  21. MalaBesta dice:

    Reléaselo bien.

  22. bullshit dice:

    Bueno Malabesta, no arruine el buen rollo con esa actitud tan fuera de tono… Parece que todo lo que ustedes hacen y dicen (los administradores) es correctísimo. Traten de no estropear lo que tienen con esos destellos de prepotencia, pues esta página vale mucho la pena, entre otras muchas cosas, por gente como Isabel y Gabriel y sus opiniones.

  23. MalaBesta dice:

    Bueno, repito, aquí nadie le afea sus opiniones, y todos valoramos sus aportaciones por mucho que podamos estar en desacuerdo con ellas, o con las de cualquiera (las escriba bajo el nombre que las escriba).

    Pero no quita que cuando algo nos parece mal, nos tengamos que callar para mantener el buen rollito. Y si no le gusta, ancha es Castilla.

  24. Gabriel dice:

    Gracias por preocuparse por mis sentimientos, pero no se preocupe no están heridos, ni mucho menos. Mis cabreos con Malabesta son ya legendarios, por lo menos para mí, y si es verdad que consigue sacarme de mis casillas, al igual que yo a él por lo que veo, los considero enriquecedores, y no me duelen en absoluto sus comentarios.

    Malabesta, me gustaría saber si el profesor Roca chitlón o como sea es una persona de la página o es externa, para tener más delicadeza a la hora de expresar opiniones (esto lo digo sin ironía, por si acaso.)

  25. Bronte dice:

    Confíamos en que no esté usted pensando en tratar con más o menos delicadeza las opiniones de los demás, dependiendo de que estén en nómina o subcontratados. Aquí todo el mundo tiene sus sentimientos, independientemente de su situación laboral. Evite usted calificativos como “simplista”, “demagógico” y similares y ya verá como entonces nadie le considera prepotente.

    Con respecto a cómo se escribe el apellido de nuestro colaborador, es cosa de fácil comprobación. No tiene usted más que mirar los créditos de la entrada, al final de todo. Saber el nombre de una persona, sobre todo si es un dato tan accesible, también es un signo de consideración.

  26. Gabriel dice:

    Señorita Bronte, lo que quiero decir, es que no es lo mismo si es un artículo sacado de “el país” o una noticia externa a si es una crítica de alguien de aquí. Que hay algunos “calificativos” que se usan para determinados personajes y directores, que dudo mucho yo que ustedes se lo dijeran en su blog personal, ya me dirá usted. En cuanto a mis calificativos, están para usarlos y lo haré cuando crea conveniente y evitando ofender en la medida de lo posible a nadie.

    En cuanto a lo del dato, le diré que tengo la ruedecilla del ratón rota, y el bailecillo para arriba, bailecillo para abajo se hace engorroso así que no me lo tenga en cuenta, que están a la que saltan retruécanos.

  27. Bronte dice:

    Pues muy bien. Usted haga lo que crea conveniente, que nosotros haremos lo que nos parezca bien.

  28. Mamideck dice:

    Excelente artículo, quizás enlaza un poco con las ideas del nuevo presidente de US. Al fin y al cabo su elección ha supuesto un cambio de mentalidad importante (marketing incluido)

  29. MalaBesta dice:

    Me alegro de que le haya parecido un buen artículo, porque su comentario es, nada más y nada menos, el número 10000 de la página.

    ¡Alegría!

  30. Anchiano dice:

    ¡Pero regalen un jamón o algo!

  31. Bronte dice:

    Estamos pensando en regalar las obras completas de los Hermanos Calatrava, Anchiano. ;)

    Con respecto a lo que dice Mamideck, es muy posible que a partir de ahora veamos bastantes películas favoreciendo un paradigma más socializador/socializante y como bien apunta el Profesor Rocachitón, puede que “Gran Torino” no sea más que la avanzadilla…

  32. Isabel dice:

    Yo personalmente, no le veo a la película ninguna relación con ningún paradigma que tenga que ver con un EEUU más socialista o menos, más demócrata o más republicano.
    De hecho, es una de las películas de Clint Eastwood que siempre según mi opinión, no pertenecen al cine de denuncia que últimamente está haciendo. “Banderas de nuestros padres” es bastante más crítica con el cinismo que se produce en las guerras, así como muchas otras.
    Esta peli sigue en la línea de evolución ideológica, personal e intransferible de Clint Eastwood, que a medida que se hace viejo detesta más las guerras y la violencia en general, y también el cinismo.
    Creo que esos valores son eternos, no son patrimonio de ninguna ideología, más bien deberían de ser patrimonio de todas. Una verdadera pena que no lo sean, al menos “de facto”.

    Y bueno, yo no veo simplista esa lectura de la redención, y de que todo aquél que desconfíe del sistema debe morir, como si desconfiar del sistema fuese pecado capital. Es una lectura del profesor Rocachitón, con la que no estoy de acuerdo, y punto.

    El prota es viejo, y ya está sentenciado a muerte. LLeva sin usar los rifles desde décadas, solo los tiene para asustar y espantar a los vecinos, como muchos americanos, por otra parte, ha sucedido algo bastante horrible, y decide que eso no se va a quedar impune. Tiene clarinete que él solito como que no va a poder con varios, así que ahorra balas, se hace justicia, y muere como un hombre, no como un guiñapo, que es lo que le espera.
    ¿Es esto una redención? Si, en el sentido de que se sacrifica por los demás para que se haga justicia, algo que nunca ha hecho. ¿Tiene esto que ver algo con la política? En mi opinión, en absoluto.
    Ahora, claro, hay gente que ve en una película segundas lecturas, terceras y hasta cuartas.
    Bueno, pues vale.

  33. Michel dice:

    La he visto hace un rato. Lo que me sorprende es que nadie haya comentado que la primera hora de película es un continuo descojone; me la he pasado llorando de risa. Y ustedes han hablado de Harry y de “Sin perdón”, de acuerdo, pero yo le veo los lazos con “Un mundo perfecto”

  34. Isabel dice:

    Estoy de acuerdo con usted, Michel. La primera parte tiene algo cómico. Yo también me reí. La verdad es que los gruñidos de Clint, están más que motivados, porque ¡qué familia le ha tocado tan repelentita!
    Y con lo segundo, me he puesto a pensar, y efectivamente, tiene más que ver con “Un mundo perfecto” que con las citadas. Yo no la veo ninguna relación ni con los “Harrys” ni con “Sin perdón”.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>