Crítica de “My blueberry nights”

“My blueberry nights” cuenta la historia de Elizabeth, una neoyorquina que tras un desengaño amoroso decide emprender un viaje por los Estados Unidos, mezcla de proceso de curación y eso que se llama “conocerse a uno mismo”. Todo esto es una premisa cinematográfica de primer orden, el tema del viaje físico como metáfora del viaje interior, etc., y Wong Kar Wai es además un director de esos con un “universo personal”. Así que la mezcla queda resultona.

Seguir leyendo.

No hay entradas relacionadas.

5 respuestas a “Crítica de “My blueberry nights””

  1. Godot dice:

    Lo mejor y lo peor de esta película es el director. Me explico. Evidentemente Kar Wai es un genio, no tenemos más que recordar cintas como In the mood for love, 2046 o Happy Together. Pero la pregunta es, ¿un director debe emplear el mismo estilo narrativo en todas sus pelis? Si me pongo a pensar, Wilder, hitchcock, Renoir… eran grandes directores, pero todas sus pelis eran distintas. Su genialidad era el conjunto, no la parte.

    “My blueberry nights” es una cinta sin ideas, en la que Wong Kar Wai lo suple con todo su talento artístico. Yo creo que incluso el director es consciente de la falta de contenido y decide mostralo sin tapujos. La prueba es que vuelve a sonar en esta pelicula el valss de yumeji!!!!

    Siento decirlo, pero en My blueberry nights, Wong Kar Wai se convierte en un maestro del estercolero. Toda la basura que le ha sobrado de otras películas la ha reclicado en esta. Y esto es imperdonable, sobre todo por que muchos tras In The mood for love volvimos a emocionarnos con el cine.

    Estoy recordando el final de In the mood for love:

    Él recuerda esos años desvanecidos como si observase a través de un cristal cubierto de polvo.

    El pasado es algo que puede ver, pero no puede tocar.

    Y todo cuanto ve es borroso y confuso.

    - Triste preludio de lo que por el momento se ha convertido la carrera de Wong Kar Wa

  2. Pues a mí el Wong KAr Wai que me gusta es el de antes de hacerse famoso a nivel mundial. ¿Dónde quedan esas historias de amor entre asesinos a sueldo y narcotraficanes de películas como “Ángeles caídos”? No, ahora todo son almas perdidas al estilo indie americano. “Deseando amar” me pareció una película bastante maja, pero con “2046″ sólo pude llegar hasta la mitad. Y con ésta última, 20 minutos y se acabó. Vaya aburrimiento las dos películas.

  3. tbone dice:

    A ver si a alguien se le ocurre un guión mas acorde con la realidad de nuestro tiempo.No se,un tio cansado del adoctrinamiento en los colegios,decide buscarse asi mismo,por el camino se encuentra a las victimas de la logse,gente deambulando sin sentido ni perspectivas de futuro,crean un lobby (de cualquier cosa) en busca de una subvencion y cuando la consiguen,deciden gastar los dineros que “generosamente” donan los contribuyentes,viajando a cualquier cumbre que se haga en el mundo,con objeto de destruir lo mas posible en nombre del calentamiento hormonal ó lo que sea,siempre y cuando se lleve todo tipo de indumentaria y trastos de color rojo,que asusta mas.Ciertamente esta pelicula hace buena a cualquiera de Van Damme,al menos entre ostia y ostia no nos suelta ninguna diatriba inutil.Total,para imagenes bonitas,ya esta el flikr.Como siempre se agradece la critica que haceis.
    Hasta otra.

  4. Juanma dice:

    Pues a mi esta película me gustó por los pelos. Sobre todo por el trabajo de los actores, y especialmente por el de Rachel Weisz, una de mis actrices predilectas.

    La historia, estoy de acuerdo con los demás comentarios, parece inexistente. Nora está bastante mejor de lo que me esperaba. Jude es un encanto verlo siempre. Y Natalie, casi lo mismo.

    El director, cosas muy chulas pero vacías.

    Saludos a todos,

  5. doctor BE dice:

    Casi totalmente de acuerdo con la crítica. Añado que me han sobrado bastantes escenas a cámara lenta, y otras escenas en que el director se recrea en su virtuosismo visual.
    A pesar de todo ello, yo he logrado empatizar totalmente con los personajes, especialmente con la tarta de arándanos, que nadie pide nunca y sin que haya razón especial para ello. Y es que no me han parecido tan tan extremadas sus vidas: desengaños amorosos, el padre que quiere que su hija sea como él…
    Un mérito de la película es que, a pesar de la poca historia que tiene, no se hace aburrida.
    El otro, que a pesar de las ínfulas filosóficas que se gasta a veces la voz en off, creo que esto se hace con bastante dignidad, sin que al espectador le entre un sofoco cada vez que se habla de la insoportable levedad del ser.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>