Crítica de “Appaloosa”

Una de las cosas buenas de que las películas del Oeste vuelvan a estar de moda es que por fin se puede deshacer uno del adjetivo “crepuscular” al hablar de ellas. “Appaloosa” es un western de andar por casa, con la única diferencia de que la mayoría de sus protagonistas empiezan a estar un poco mayores para andar por ahí a caballo. Tiene todos los ingredientes: tiroteos, persecuciones, trenes, homoerotismo sublimado, tipos duros, polvo… y ese inevitable y gran duelo final en el que se muestra que la justicia es cosa de hombres y no de abogados.

Appaloosa

No hay entradas relacionadas.

5 respuestas a “Crítica de “Appaloosa””

  1. Tronchanabos dice:

    Pues había que leer el encuentro digital que protagonizó en “elmundo.es” el señor Mortensen. Que manera de vender la película, por dios. Que vale que está de gira de promoción y que ese es su trabajo, pero el pavo la vendía como la octava maravilla del mundo. Incluso decía que era uno de los mejores westerns de todos los tiempos. Y que dejásemos de ir a ver al señor Bond, que era para niños.

    Yo le tenía por un tipo más seriote. La manera de venderse que vi en aquellas respuestas me pareció lamentable.

  2. Anónimo dice:

    No me ha gustado casi nada “Appaloosa”. Tenia muchas esperanzas, pero solo he obtenido chasco.
    Me parece un western mediocre tirando a malo. Confuso, absurdo, sin sentido del ritmo ni del tiempo. El personaje de Irons esta fatal dibujado: todo él es un mcguffin (pensadlo) y es como si alguien le hubierda dado el guion pagina a pagina (“ahora eres un tipo frio y sanguinario, vestido como un zarrapastroso; ahora eres un tio culto y retorico bien vestido y afeitado; ahora….”) . Los de Harris y Mortensen tampoco son para tirar cohetes: yo jamas entiendo porque hacen lo que hacen en ningun momento. Ademas veo contradicciones por todas partes (por ejemplo, Harris lee mucho, pero es incapaz de acabar dos frases sin preguntar a Mortensen “que palabra estoy buscando”; otra: SPOILER cuando chantajean a Harris secuestrando a Zellweger, este cede y libera a Irons, y luego se lanza sin pensarlo tras ellos. Acto seguido (!!) le dice a Mortensen en una de sus charlas “no podras ser tan bueno como Henriksen, su hermano y yo, porque nosotros no tenemos sentimientos”….¿¿entonces?? FIN SOPILER).
    Y sus charlas “fascinantes” me parecen, casi siempre, un rollo puesto para aportar matices con pinceladas gruesas.
    ¿Y soy el unico que piensa que los tiroteos son, sencillamente, lo peor nunca visto en un western?. Solo el tiroteo final de “Open Range” es mejor que toda esta historia.
    Tampoco soporto la voz en off, que queda como el culo y solo dice lo evidente (cuando alguien es incapaz de expresar algo con sutileza, planta voz en off y fuera).
    Zellweger…….sobra, claro, pero algo hay que poner para que la historia tenga algun vericueto.
    No se si es que yo tenia una mala tarde (porque me encanta el western) o es que soy muy tonto, pero no entiendo que puede verse de fascinante y resucita-generos en esta pelicula.

  3. Tronchanabos dice:

    Es que Open Range es de lo mejor que ha hecho Costner en toda su vida. Lástima del final cursi.

  4. key dice:

    teniendo en cuenta los estrenos de anteayer mejor buscar appaloosa.

  5. Javier C. dice:

    Vengo de ver esta cosa.

    Inenarrable.

    SPOILERS:

    El personaje de René es absurdo y casquivano. Además sale horrenda. No entiendo porqué Ed Harris da la paliza al hombre que bebe cerveza (¿para hacerse el macho? ¿por qué está cabreado?), ni la posterior explicación idiota de Viggo. No comprendo porqué Ed Harris entrega a Jeremy Irons para salvar a René, y luego dice que “no tiene sentimientos”, y que “¡Yo nunca dejo escapar a un presidiario!”. No comprendo qué pasa con los 50 cabronazos que seguían a Jeremy Irons cuando éste se hace honrado. Tampoco comprendo porqué matándolo Viggo Mortensen impunemente, y a plena luz del día, va a relanzar la carrera de Ed Harris como Sheriff (qué gran justicia aquélla que deja escapar a los amigos criminales. Ni la charla sin venir a cuento de René sobre “yo tengo miedo a no ser amada, a no tener casa, etc…”. Ni que luego esté a partir un piñón con Jeremy Irons. El Juicio es estúpido. “Ha sido usted muy locuaz, pero no le creo y le condeno a muerte”. Qué pedazo de juez. Y Ariadna Gil, que pasaba por allí.

    A todo esto, si cuando raptan a Irons en su finca y escapan con él secuestrado, aprieta uno de los dos el gatillo, no sólo matan a Irons, también se matarían entre sí. Qué grande.

    FIN DEL SPOILER

    Toda sucede demasiado rápido, y todo carece de sentido.

    Lo único que podría hacerla salvable sería que alguien me dijese que es una comedia encubierta que pone en ridículo todos los tópicos del cine del oeste.

    De hecho, la reacción más frecuente de la sala -y la mía- ha sido la carcajada. En serio. Uno se descojona muchas veces.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>