Crítica de “Los niños de Huang Shi”

Como todos podrán comprobar cuando terminen de leer, la película que nos ocupa se ha llevado un pulgar hacia abajo como un piano de grande. Y después de escribir esta crítica uno siente la sensación indescriptiblemente reconfortante de haber hecho una buena obra, ya que “Los niños de Huang Shi” es el peor tipo de mala película que un espectador pueda echarse a la cara: la mala película con pretensiones.

Seguir leyendo.

No hay entradas relacionadas.

2 respuestas a “Crítica de “Los niños de Huang Shi””

  1. Morzongo dice:

    No sé de qué os sorprendéis con este fiasco. Spottiswoode no ha hecho una buena peli en su vida. Es el clásico mercenario de estudio que en el mejor de los casos hace algo pasable como El Mañana Nunca Muere (donde lo mejor es la moto BMW de Bond, nada más).

    Nunca me ha gustado y esta historia en sus manos no iba a ser menos.

  2. Marianito Gafotas dice:

    Bueno, “Bajo el fuego”, sobre la revolución sandinista, no estuvo tampoco mal del todo. La última vez que la ví fué el verano pasado por TV en Alemania, y el doblaje alemán no tenía uno de los problemas del español, que era traducir las dificultades de Nick Nolte y Joanna Cassidy para entenderse con los nicaragüenses…
    Pero sí, recuerdo “Alto, o mi madre dispara”, con Stallone y Estelle Getty, y me entran sudores fríos…

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>