Halloween en España

Todos estamos familiarizados con el ritual.

Un grupo de chavales disfrazados (fantasmas ellos, princesas ellas), ataviados con sus respectivas bolsas, van de casa en casa, siempre engalanadas con telarañas falsas y calaveras, y con sus jardines llenos de las primeras hojas caídas y de sonrientes calabazas talladas iluminadas por velas. Timbran con la esperanza de recibir golosinas a la voz de “trick or treat“, y suele recibirlos un amable anciano o anciana que hace algún entrañable comentario sobre la apariencia de los niños y apoquina su respectiva ración de dulces.

Siempre en la idílica pequeña ciudad de la más pura Americana, van acompañados de sus padres o un reticente hermano mayor adolescente (que invariablemente se convertirá en adulto y recibirá su primer beso antes del final de la película) que preferiría pasar la noche con su enamorada del instituto (probablemente, mientras tanto, ella esté en una fiesta organizada por el tipo más popular de la escuela), a la que se encontrará después para ser perseguidos por fantasmas, zombies, vampiros o espías. Pero eso no viene a cuento. Supongo que en la realidad, a grandes rasgos, esto será lo que pasa en Estados Unidos, por qué habríamos de dudar de lo que nos dice Hollywood.

La misma festividad, en España, se traduce en una pandilla de jíbaros imberbes corriendo por las escaleras y aporreando -aporreando- las puertas de todos los pisos.

Si es que somos muy brutos como para importar costumbres bárbaras.

Yo me cisco en Halloween.

No hay entradas relacionadas.

13 respuestas a “Halloween en España”

  1. Tronchanabos dice:

    Con lo bonita que es la catanyada en familia, comiendo panellets y bebiendo mistela.

    Reconozco que me gusta la fiesta de halloween, pero nosotros ya tenemos nuestro carnaval. El mimetismo social (y económico) campa por doquier.

  2. Fenix_oscuro dice:

    Pues yo vengo ahora mismo de celebrar Halloween, pero como deber ser: con un disfraz terrorífico. Me he disfrazado de pepero :D

  3. nacho dice:

    Pues un amigo mio iba vestido de zp, con esas grandes cejas, y un amigo comun , recien ingresado en el paro casi se hecha encima de él, lo bien que estaba el disfraz

  4. Bronte dice:

    En América es así como lo cuentas, MalaBesta. Yo doy fe.

  5. Isabel dice:

    Pues yo tuve mi Halloween particular, con horitas de miedo incluídas, porque mi médico de cabecera me encontró un bultito sospechoso, que podía ser maligno y me mandó a urgencias de ginecología. Pasé unas horitas muy majas pensando en operaciones, radioterapia, quimioterapia y todas esas cosas. Gracias a Dios, la cosa tuvo un final feliz, porque los ginecólogos me trataron primorosamente, y al final de tumor nada de nada. Es una cosa algo frecuente, con un nombre bastante raro, y que se cura con antibióticos y punto. Ahora, doler, duele muchísimo, por eso fuí al médico, así que mi disfraz fué de cancerígena por un día.
    Muy diver.

  6. Mamideck dice:

    Parece que tener tradiciones no es de país tercermundista no? ;-)

  7. Bronte dice:

    No, no. Tener tradiciones es algo muy bonito y muy necesario. Es parte del legado inmaterial. Ahora bien, no todas las tradiciones son buenas y que se esté importando con tanta potencia Halloween en el país más antiamericano de Occidente, confirmado por la UE, es muy poco serio.

  8. Charlie dice:

    ¿Realmente alguien celebra Halloween en España? Me da la impresión de que algunos lo quieren implantar a la fuerza (porque da dinero, supongo, o porque tal y como lo reflejan en las películas americanas parece divertido, no sé) pero por el momento no están teniendo demasiado éxito. Creo que la mayoría de la gente lo mira con algo de desconfianza “Ya están los centros comerciales queriendo sacarnos los cuartos una vez más” pensará la mayoría. No conozco a nadie que en el día de ayer se animase a salir a la calle vestido de bruja, vampiro, fantasma o vete tú a saber qué. Por pasar la gente pasa hasta del día de difuntos, que ese sí es de tradición arraigada en nuestro país (aunque bastante menos divertido, todo hay que decirlo). Como para ponerse ahora a dibujarle sonrisitas malignas a las calabazas.

  9. zEke dice:

    pues en mi lado del atlántico disfruté la visita de unos niños de la mano de la madre de uno de ellos… he leído el periódico hoy, y al parecer no hubo ningún incidente importante… nada de sangre, cachis¡!

  10. Anchiano dice:

    La verdad es que los disfrazes de Halloween que pude ver el viernes por Madrid, parecían sacados de una película de Tim Burton con muy poco presupuesto. La mayoría de la gente llevaba ropas negras y caretas compradas en los chinos. En general, habia una falta de imaginación preocupante en lo que a disfrazarse se refiere. Eran como los operarios del tren de la bruja, que a la segunda vuelta ya le habias birlado la escoba y eras tu el que le dabas “pal pelo”, por triste. Coincido en que esto tiene que ver más con añadir una “festividad” más al calendario, vender disfrazes en las grandes superficies, organizar fiestas en clubs y discotecas, etc. Una vez más, todo por la pasta y el consumidor, asumiendo su papel borreguil sin decir esta boca es mía.

    En mi Ceuta natal, la gente se va a pasar este día al campo, a comer castañas, tortillas de papas y filetes empanaos, pinchitos morunos, paellas y botas de vino. Generalmente el día anterior se va al cementerio a poner flores y a limpiar lápidas. Todo mucho más bonito, entrañable y divertido, que la mierda esa del “Jalouin” de los cojones. La de veces que he acampado todo el fin de semana del día de los muertos. Y la de resacas como dios manda que me he bajado yo del monte :D

    Me imagino teniendo que llevar a mis hijos (cuando los tenga) a recolectar caramelos por las casas, dentro de unos años y se me inflan los huevos solo de pensarlo.

  11. Tronchanabos dice:

    En mi barrio pasan los ninios disfrazados pidiendo caramelos. Es gonito, y siempre será mejor que estén pidiendo caramelos que robando o quemando indigentes en cajeros. Al menos te dan la opción al “trato”.

  12. Anchiano dice:

    El que se añadan mas costumbres no es malo, siempre que no se dejen otras.

  13. Ultraman dice:

    Yo me he entregado con entusiasmo a la celebracion de Halloween este año. Me disfrace de Muñeco Diabolico. Debo decir que la descripcion de Malabesta es la pura realidad americana, aunque la poblacion que se encuentra entre la adolescencia y la paternidad, que es la mia, lo celebra de una forma bien española: agarrandose una castaña de espanto.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>