Banderas hasta en la sopa

Antonio Banderas, al que durante años se le llamó “el español más internacional” (olvidándose de Cervantes, entre otros), parece que cada vez gusta más de eso de estar en “su tierra” y que le salga todo su acento andalú.

Para regocijo de las Patiños y los Mariñas y demás trabajadores de la prensa del corazón, el director de “El camino de los ingleses” lleva ya unos días en España donde parece que le van bien las cosas. Para empezar, hace unos días recibía la Medalla de las Bellas Artes de manos del rey, también llamada oficiosamente “Premio Almodóvar”, pues casi todos los afortunados recibientes (Marisa paredes, Luz Casal) están relacionados, de una forma u otra, con el manchego.

También, como le preocupa mucho “su tierra”, Banderas ha producido una película de animación llamada “El lince perdido” para que los niños sepan que el lince es una cosa muy buena de “su tierra” y que hay que evitar que se extinga.

Y, para que no digan que viene a España sólo a tomar el sol y ver las procesiones, Antonio fue el invitado especial del muy serio programa de debate político “59 segundos” en la noche de ayer, donde habló, con clarividencia y mucho arte, de la situación política de “su tierra” y de “la tierrra de su Melanie”.

No hay entradas relacionadas.

Una respuesta a “Banderas hasta en la sopa”

  1. ¿Qué tienes contra Banderas?

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>