Crítica de “Sangre de Mayo”

“Sangre de Mayo” es una película aceptablemente bien hecha por un lado y definitivamente fallida por otro. Es sin duda destacable el retrato del Madrid de principios del s. XIX, con su alegría, sus manolos y chisperos y su participio relajao, pues incide en el carácter festivo de la ciudad que puede verse en los cuadros de la primera época de Goya y que luego conoceremos gracias a la cultura de las verbenas y la zarzuela. Así, esta presentación, que quizás algunos consideren algo tediosa, resulta narrativamente muy interesante ya que se centra, aparte de en describir el ambiente del bullicioso Madrid de 1808, en poner de manifiesto el hecho de que la ciudad, en esa época, era como un espejo de España entera, ya que allí convivían habitantes procedentes de todo el país (como dice la voz en off “madrileño es todo el que vive en Madrid, sea de donde sea”), preparando al espectador para que sepa que lo que va a pasar en esta historia sería extrapolable a toda España.

Seguir leyendo.

No hay entradas relacionadas.

5 respuestas a “Crítica de “Sangre de Mayo””

  1. nacho dice:

    Lo de las escenas de la batalla en sí ya lo tiene admitido Garci en una entrevista que le hicieron: ni estaba acostumbrado, ni tenía presupuesto, así que hizo lo que pudo.

    La lastima es que no creo que la veamos en cartel en muchos cines

  2. PornToBeWild dice:

    Yo la ví ayer, y la verdad es que la batalla es bastante ridícula, planos y planos de la misma plaza, la misma escalera y gente corriendo de aqui para allá, y ciertamente, como afirma Nacho, el propio Garci afirma no haber contado con un presupuesto mayor del que, aproximadamente, un 60% se ha ido sólo en decorados.

    Por otro lado creo que puedo aclarar a Farrell el porqué de la ausencia del nombre. Esto se debe a Galdós, quien en el libro, omite deliberadamente el nombre para evitarse conflictos con los descendientes de su linaje, tratándola en el libro como la condesa de Amaranta, un simple pseudónimo.

    Por otro lado, creo que las interpretaciones eran muy buenas, siguiendo esa línea que inspiraba el libro, aunque exagerando lo cómico, y excusándolo al mismo tiempo con algunas declaraciones dentro de la propia película sobre la importancia de la comedia en los tiempos oscuros.

    Así mismo se puede criticar cómo Garci ha seguido el guión del libro hasta un punto demasiado lejano, es decir, ha seguido la historia de los personajes que realmente va más allá de lo expuesto, pero hasta tal punto que al final da la impresión de haber tenido que atar cabos y cerrar puertas a porrillo, y así uno se queda sin saber ciertas cosas que dan sentido al porqué quiere Don Mauro casarse con doña Inés, o qué es realmente de Juan, el chico de la tienda, que se enamora de la arriba mencionada.

    Debo sin embargo ensalzar los buenos ratos pasados, como la entrevista con Godoy, o las situaciones en casa de los Requejo, pero ante todo, recomiendo encarecidamente la lectura de la primera serie de los Episodios Nacionales, absolutamente recomendable para cualquiera.

  3. El Nico dice:

    Sinceramente, la película me ha parecido una secuencia de escenas y diálogos sin ningún pulso, embrollosas y hasta a veces ridículas e intrascendentes. Parece como si los actores estuvieran contando una historia a sus nietos en el salón de su casa, mas que interpretando una de las historias mas épicas y convulsas de la historia de España.

    A modo de ejemplo: cuando el herrero yace medio muerto, el protagonista se le acerca mientras a 2 metros detrás de él carga la infantería y ¡ni le tocan! ¡le dejan tan tranquilo!
    Y cuando este mismo protagonista se acerca a donde tenían los presos arrestados, la actitud de los guardeses de la puerta ante sus insultos y amenazas, ¡qué ridículo! ¡parecían hermanitas de la caridad!

    Insisto, seguro que es una película rigurosa con la historia y con los personajes y con el vestuario adecuados, pero para mi no es mas que un documental que nos ha costado un dineral de las arcas públicas.

  4. Patterson dice:

    Aguanté 2 horas, pero no pude mas. Me salí del cine lamentandome de haber perdido el tiempo y el dinero.
    Para disfrutar este “Amar en tiempos revueltos: versión siglo XIX” hay que tener mas que ganas…..

  5. jaime dice:

    Yo le recomendaría a Garci si tanto cine ha visto y tanto del mismo sabe que se hubiera revisado más, que no dudo que algo así hubiera hecho, flms de carga épica con poco presupuesto, ejemplos no faltan como la batallas final de “Excalibur” rodeado en niebla, que más excusa que el humo de la artilleria para ocultar la falta de madios. Por otro lado, si es un film efeméride sobre el dos de mayo, y aún pareciéndome admirable recuperar a Galdos, ¿Por qué arrancar la historia dos libros antes?¿Por qué no comenzar la historia a la mitad de “El diecinueve de marzo y el dos de mayo” y contar dignamente la revuelta tal y como la describe Galdos? Por que de esa forma el presupuesto gastado en los decorados de la hora y media primera podría haberse invertido en la batalla, contar la persecución por las casas y tejados que se dan en el libro y el episodio de Monteleón, fundamental para entender el drama de aquella jornada. Por todo ello el film es una gran adaptación de “LA corte de carlos IV” y una mediocre adaptación del siguiente episodio nacional distanciándose hasta caer en la cutrez cuando comienza la acción. POr otro lado, esta acción es lo único que nos muestra un engañoso trailer. Por todo ello el boca a boca que ya le hacía daño desde antes de su estreno terminará de destrozarla en breve, dicho sea de paso, a falta de NADIE ruede esta historia, a mí me gustó.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>