Qué es una crítica y qué es una crítica off-off

A no ser que la globalización haya acabado ya con nuestro mundo conocido, una crítica es un formato periodístico, perteneciente al género de opinión. No pertenece al género informativo, como la información o el suelto, ni al híbrido, como las crónicas o el reportaje. Pertenece al género de opinión, y así lo constatan todos los manuales al uso que por serios se tienen en las facultades de periodismo. De ahí que sea más que inútil pedir objetividad en el tema. Cuando uno lee una crítica está leyendo una opinión. Escrita con mayor o menor acierto, con mayor o menor conocimiento, pero una opinión.

Los lectores eligen a su crítico de cabecera usualmente porque les gusta su estilo, les hace gracia o en la mayoría de los casos porque habitualmente coinciden con su opinión. Un “crítico favorito” es un escritor que se ha ganado la credibilidad de sus lectores. Si un lector confía en el criterio de un crítico, ambos tienen toda la libertad del mundo. El uno para decir “vayan o no vayan a ver esta película”, y el otro para hacerle caso o no. Si un crítico se ha ganado la credibilidad de sus lectores, no hay parte tercera que valga que venga a entrometerse en lo que puede decir el uno o en la decisión que consecuentemente tome el otro.

Esta página está hecha en gran medida para poder decir cosas como “No, no vayan a ver esta película. Ahórrense el dinero que no estamos para alardes”. Y se dice alto y claro cuando esa es la opinión del crítico encargado. Para ello nos basamos, o mejor dicho, no nos basamos, ni en intereses comerciales, ni en sets promocionales enviados por la productora, ni en campañas promovidas desde la “alta cultura imperante”. Lo cual, créanme, es ciertamente innovador en la corta, aunque intensa, historia de la crítica.

Si nos preciamos de tener una audiencia fiel, si esa audiencia confía en nuestro criterio o disfruta con nuestro estilo, si ya hemos cumplido cinco años, podemos mostrar el donaire suficiente como para permitir que aquí cada uno diga lo que le dé la gana (siempre dentro de unos límites de formas). Pero, en serio, para ahorrar esfuerzos inútiles, no se empeñen en enseñar al padre a hacer hijos.

No hay entradas relacionadas.

50 respuestas a “Qué es una crítica y qué es una crítica off-off”

  1. Javier C. dice:

    La de explicaciones que os hubiérais ahorrado si a Malabesta le hubiese gustado Batman… (guiño, guiño).

    :D

    P.D: Yo confío en vuestro criterio.

  2. Pablo Calleja dice:

    Para mañana la lección 2 sobre sentido común ;) ;)

    Yo sigo esta página por que no siguen el establishment de lo politicamente correcto. Si aquí se hicieran críticas ultramoderadas, y no se utilizara la ironía y el sarcasmo, desde luego perderíais un lector.

    A seguir como siempre, y a no moderarse!! Que esto es la off off crítica!! Y par a mi gusto y sé que para el de muchos mientras más dosis de Off Off mejor.

  3. Messiah dice:

    Pulgar para arriba para este post.
    Pensad que si explotáis las uvas de la ira con ciertas críticas de ciertas películas, es porque estáis haciendo justo lo que debe hacerse, y justo aquello por lo que yo elijo esta página para leer críticas de cine, y no otra.

    P.D.- Había escrito cosas muy “bonitas” en el topic de The dark knight, como respuesta a todo el lío montado e incluso animando a la pobre Isabel, pero mi cortafuegos es más noble que un perro labrador, y me ha fastidiado la faena.
    Una lástima, porque era güeno güeno ehn?

  4. Loberto dice:

    Pues no sé si hacía falta justificarse, aunque sí es cierto que con lo irascible que se vuelve la gente cuando le “tocan” un icono, quizás merezca la pena recordar que la crítica es un arte subjetivo ante todo…

  5. Ruymán dice:

    Creo que algunas de las críticas referentes a la subjetividad (no las mias, sobre esas comento luego), venían dadas porque algunos piensan que (algunas) críticas estan sesgadas por elementos ajenos a las películas en cuestión, exagerando algunos de sus defectos, o menospreciando algunas de sus virtudes. A esto tiene la offoffcritica legítimo derecho, obviamente. Otra cosa es que si se da una vía de expresión, la gente pues también la use. Creo que va en beneficio de todos oir tanto críticas como alabanzas a cualquier cosa. Y los insultos… sobra decir que sobran, pero se van como vienen, y la mayor parte de las veces lo son es bastante divertidos por ridículos. E igualmente hacen subir el “pagerank” de una manera u otra…

    En mi caso particular, han sido muchas las veces en las que he criticado esta página, y las opiniones que en ella se vierten, aunque en la mayoría de los casos por elementos ajenos al tema cinematográfico, y que sin embargo venían a colación. Sí quería decir que una crítica puede ser “subjetiva”, y aún así “neutral” respecto a ciertos temas, o al menos aproximarse mucho a serlo, dando elementos de apoyo para las distintas opiniones, lo cual cada uno debe decidir si le interesa o no, está claro. Es decir, como crítico se pueden adoptar varias posturas, como la de querer transmitir un punto de vista personalísimo, y defender determinadas tesis respecto al cine y quienes lo hacen, o también, la de informar sobre los elementos positivos y negativos de una obra cinematográfica, intentando dar una cierta orientación que permita a espectadores de distintos gustos y líneas de opinión, no necesariamente los del crítico, sobre lo que puede esperar ver en la sala. Ambas posturas me parecen correctas, faltaría más. Creo que esta página opta más bien por la primera, y los que la leemos debemos asumirlo, o disfrutarlo. No hace falta estar recurriendo a derechos y libertades, etc., porque en este contexto resulta ridículo por lo desmedido. Y no me voy a alargar más explicando mi punto de vista esta vez, que ando algo excaso de tiempo, y no es un tema tan jugoso como otros.

    Sigan dando “estopa”, pero a las películas que lo merecen (las que ustedes crean que lo merecen, no me malinterpreten).

  6. fenix_oscuro88 dice:

    Yo no sé si hace falta justificarse, pero al menos hay que dejar claro a todos esos que hablan de la función de los críticos como si de ellos dependiese que el mundo vea o no una película que, por muy malas críticas que reciba, la gente sigue teniendo la última palabra sobre lo que ve y lo que no. Anda que no recibió palos por todas partes “Maria Antonieta” (también por parte de esta web), y aún así fui a verla y me encanto. Y digo esa como podría decir muchas otras.

  7. Bronte dice:

    No es una justificación.

    Son unos minutos de pedagogía.

  8. Nklcete dice:

    Go Bronte go!
    Ya estoy harto de leer críticas políticamente correctas, además, cuando leo la crítica te imagino en un sillón, con la copa de brandy/whisky en la mano.. y me triunfa.

  9. Bronte dice:

    Jerez, querido Nklcete, jerez… ;)

  10. Mamideck dice:

    Coño, es que lo de Batman VI es de traca, 142 comentarios de los cuales un alto porcentaje son descalificaciones al crítico. Si eso no acaba cabreando, pues no lo hace nada.

    La película la vere esta semana, por tanto a los 142 llegamos seguro

  11. Adorador del buen cine dice:

    No se si debería darme por aludido o no. En todo caso, ya que me encuentro entre aquellas personas que exigimos algo mas de objetividad y criterio a la hora de realizar una critica, me he tomado la licencia de contestar.

    Si de algún modo e importunado u ofendido a alguien pido disculpas. Creo que me he expresado con la suficiente corrección, pero aun así pido perdón por si se diera el caso.

    No voy a volver a la polémica ni a rebatir ningún argumento, ya que no lo encuentro ni oportuno ni necesario. Si para ustedes prima en una critica la subjetividad que así sea. Por supuesto yo no soy quien para decir lo contrario, y menos cuando la mayoría parece estar de acuerdo. Aparte de que ya he dicho todo lo que tenia que decir sobre el tema.

    Al margen de todo, una cosa que me ha gustado mucho es lo orgullosos que se sienten los escritores de la pagina de su propio trabajo. Me alegro por ellos sinceramente, y admiro su fortaleza por conseguir aguantar estoicamente todo lo que la gente se dedica a decirles.

  12. Athalwars dice:

    Y parafraseando a San Agustín….Bronte locuta est,causa finita est.

    Ps.Por cierto Messiah, me he quedado con ganas de leer ese comentario poco mordaz y nada hiriente que ibas a hacer, jejeje.

  13. Javier C. dice:

    No tenía muchas ganas de entrar en el asunto de la perspectiva, pero finalmente voy a intentar un esbozo.

    La sabiduría, como bien sabe Sócrates, es difícilmente transmitible. Los hechos objetivos de la ciencia pueden demostrarse, pero el conocimiento sobre las pasiones humanas, el espíritu, o todo lo sentimental, escapan generalmente a cualquier “objetividad”, por una razón muy sencilla: lo que sentimos no siempre se corresponde con lo que pensamos.

    Como he visto en la descripción de esta página que “las lecturas repetidas de Proust y Kirkegaard aún no nos han alejado de la realidad”, puedo citar a Don Marcel sin miedo a parecer un pedante: la razón suele encerrar al sentimiento con sus estructuras.

    ¿Adónde coño quiero llegar?

    Muy sencillo: el arte apela a nuestros sentidos y a nuestro intelecto. Un crítico sagaz es un crítico sabio. Un buen crítico nos impone su juicio o, al menos, nos obliga a tener en cuenta su perspectiva. A veces no estamos de acuerdo con él, pero admiramos su perspectiva, su visión de la obra que de repente supera a la nuestra.

    No existen, ni existirán, críticas objetivas. La misma distinción entre objetivo y subjetivo me parece futil al hablar de juicios artísticos. Como decía Oscar Wilde, el buen crítico es un buen artista. Hace falta inteligencia, percepción, conocimiento del ser humano, y una intuición para ser profundo.

    Pero, ¡ay!, uno sólo puede ser profundo hasta su propia profundidad.

    Por eso se dice que cada cual tiene sus gustos. Yo considero que sí, pero eso no descarta el hecho ineludible de que hay gente con menos noción de al realidad que otros. Si alguien desprecia “El Crepúsculo de los Dioses” por considerarla aburrida, muchos se preguntarían qué parte del drama humano del film no son capaces de captar. De esa perspectiva, sería legítimo considerar de nula sensibilidad cinematográfica als ujeto en cuestión. ¿Alguna razón objetiva para ello? ¡Ninguna!

    ¡Y qué más da, si la sabiduría y la pronfundidad son la medida de sí mismas!

    Dicho esto, y ante la posible avalancha de críticas (imagino que alguien dirá que con mi sistema uno no cambiaría nunca, porque viviría siempre con una mente “subjetiva”), quiero añadir que la mayor sabiduría consiste en conocerse a sí mismo y en medirse a sí mismo. Y que es más sabio quien sabe darse cuenta de cuándo no lleva razón, que aquel que cree llevarla siempre.

    ¿En base a qué? En base a poseer una conciencia profunda de la propia sensibilidad.

    Así, siendo evidente que toda crítica es subjetiva, considero superfluo plantearse hasta qué punto la palabra de un crítico es sagrada o no.

    Y ya de paso respondo a por qué parece que disentir en materia artística adquiere a veces carices tan “personales”: porque no se discute sobre la película en sí, sino sobre el modo de ver el mundo. Una especie de “Esos ojos que tienes no ven las cosas como son”.

    Lo único cierto es que debemos intentar compreder qué y cómo hablan y piensan los demás, y después meditarlo calmadamente.

    En el caso de Batman, creo que la crítica de Malabesta es un terrible error. Sin embargo, creo que es un error sincero, y por eso no le doy apenas importancia. Me gustaría hablar con él y preguntarle exactamente qué defectos le ve. Pero si la película le aburre, ¿qué puedo hacer yo?

    Más que pedir objetividad (cosa que, repito, en cuestión de opiniones no puede existir), lo que la gente pide cuando alguien disiente, es que vea las cosas como las ve él. Yo creo que es más útil leer o escuchar de corazón, sacar las propias conclusiones, compatir la opinión si es necesario, y aprender de todo, porque de todo puede aprenderse.

    ¿O no?

  14. Bronte dice:

    Pues ya que se pone así, Javier C., léase usted a Hume. Le gustará su teoría sobre que la razón no es más que una sofisticada superestructura creada a fin de justificar nuestras emociones.

    Saludos :) .

  15. Javier C. dice:

    Jajaja.

    Reconozco que aún y soy joven y que poseo muchas lagunas. Hume es una de ellas.

    Pero vamos, yo voy más por el movimiento romántico (en sentido estricto, creo incluso que es el único movimiento que ha existido, por razones larguísimas y aburridísimas que no vienen al caso).

    ¿En qué libro dice eso Hume?

    Gracias Bronte.

  16. Bronte dice:

    Bueno, la cosa está desperdigada. Es un idea que se repite en sus ensayos sobre la moral y de dónde nace la moral. Así que encontrarás apuntes en “A Treatise of Human Nature”, “An Enquiry concerning Human Understanding” o “An Enquiry Concerning the Principles of Morals “.

    Las que tú tienes.

  17. Adorador del buen cine dice:

    Gracias a tu reflexiones Javier C he llegado a conclusiones bastante útiles. Ahora puedo comprender muchas cosas que antes escapaban totalmente a mi entendimiento. Y es mas, bajo este nuevo prisma todo resulta muchísimo mas claro y evidente. Ya que asimilar tu razonamiento conlleva un sinfín de ventajas, y hace que muchos dilemas y cuestiones difícilmente solucionables pasen a ser fútiles ejercicios de banalidad.

    Así pues, gracias. Por mi parte he conseguido aclarar muchas dudas, al leer los comentarios de algunas personas. Todo tiene ahora mucho más sentido, y mucha mayor trascendencia en un sentido estrictamente practico. Efectivamente, no hay porque ahondar en el significado de ciertas cuestiones que ya son de sobra conocidas y aceptadas, que se dan por hechas y que por mucho que se reflexione sobre ellas la conclusión es siempre la misma, haciendo innecesario el proceso que ha llevado hasta ella.

    Nada mas que decir. Visto y comprendido ya el mecanismo de funcionamiento del asunto debo asumir que es erróneo tratar de pedir algo que no solo no se va a conseguir, sino que se presume como una petición no demandable. Olvídense por tanto de razonamientos vacíos, ridículos y fútiles y únanse a la fiesta Y dicho esto no cabe sino resignarse ante una máxima pretendidamente irrefutable:

    ¡Viva por siempre la subjetividad!

    Que así sea. Con todas sus consecuencias.

  18. Javier C. dice:

    Adorador del Buen Gusto, percibo una dosis de ironía muy fina, pero como no termino de distinguirla del todo, le doy las gracias por los cumplidos y a la vez me sonrío ante sus discrepancias.

    ;)

    P.D: Gente como Sócrates llevaba la subjetividad a callejones sin salida. El muy bribón sabía apretar las tuercas para hacer ver que, en el fondo, los caminos de la sabiduría sí son parecidos. Pero…

    Todo esto es muy “Bigger than life”, que dicen los ingleses.

  19. Raider dice:

    Como se está poniendo la cosa que de “Adorador del buen cine” ya ha pasado a ser “Adorador del buen gusto”…

  20. Adorador del buen cine dice:

    Como me veo obligado a suponer que el adorador del buen gusto soy yo, contestare tal y como me dicta mi subjetividad.

    Javier C. dijo: “Le doy las gracias por los cumplidos y a la vez me sonrío ante sus discrepancias”

    Si bien no estoy seguro de en que sentido interpretar tal sentencia, ni que decir tiene que me alegro tanto de lo uno como de lo otro, aunque me habría gustado hacerme entender mejor y argumentar más. Por otra parte, tratándose de mi opinión subjetiva, ¿por qué debería molestarme en hacerlo?

    Javier C. Dijo: “Gente como Sócrates llevaba la subjetividad a callejones sin salida. El muy bribón sabía apretar las tuercas para hacer ver que, en el fondo, los caminos de la sabiduría sí son parecidos”

    Me gusta la filosofía, hasta cierto punto, pero me gustan mucho más las opiniones propias. Citar opiniones, tesis o cualquier otra alocución escrita de otros autores no revela mas que la cantidad de lectura que se ha hecho, constituyendo además con ello un notable ejercicio de pedantería. Para mi, la subjetividad solo resulta verdaderamente válida cuando proviene de un punto de vista estrictamente personal. Y la verdad es que construir opiniones en base a razonamientos ajenos no me parece demasiado personal ni, por tanto, tampoco demasiado valido, dicho sea de paso.

    Y ya esta, no nos compliquemos mas la vida. Al fin y al cabo, teniendo en cuenta la valiosa lección aprendida gracias a las reveladoras intervenciones de algunas personas, mi opinión no es mas que otra apreciación subjetiva, y por mucho que la razone no será mas que eso en definitiva. No soy pretencioso, escribo porque me gusta y punto, así que no pierdan el tiempo en responderme siquiera, que no les merecerá la pena. Aunque, si por cualquier circunstancia decidiesen hacerlo sería de agradecer que hablasen por ustedes mismos al menos, y no a través de las palabras de otras personas.

  21. Javier C. dice:

    Mi respuesta era amistosa y algo socarrona, pero veo que usted no se la ha tomado muy bien.

    He de puntualizar un par de cosas.

    Considerar que una cita es una pedantería me parece muy equivocado.

    Añado: Yo no cito para que la gente se admire de mi cultura y me dé la razón. Cito cuando alguien ha dicho lo que yo creo con mejores palabras de las que yo podría encontrar. Por otra parte, cuando hablo en serio nunca afirmo nada que no sienta de verdad.

    Sí, he leído algo. Así que, cuando siento que lo que yo digo coincide con -por ejemplo- lo que dijo Proust, prefiero hacer evidente la coincidencia.

    Y, honestamente, me da lo mismo que se me tome por pedante o por analfabeto. En realidad sólo intento expresarme lo mejor que puedo.

    “Mi opinión no es mas que otra apreciación subjetiva, y por mucho que la razone no será mas que eso en definitiva”.

    La verdad es que yo he dicho lo contrario, y por eso mi referencia a Sócrates. Si usted supiese escuchar de corazón no andaría con ironías como la frase de arriba. Entonces la mía y la suya no serían opiniones subjetivas, sería una verdadera conversación. por eso yo he dicho:

    “Yo creo que es más útil leer o escuchar de corazón, sacar las propias conclusiones, compatir la opinión si es necesario, y aprender de todo, porque de todo puede aprenderse.”

    Abandone esa ironía defensiva y use argumentos, pero no me eluda -ad hominen- apelando a mi pedantería sólo porque uso citas. Esas citas reflejan exactamente lo que yo creo, y tengo derecho a usarlas porque manifiestan mi opinión. Si usted cree que eso se debe a que carezco de opiniones propias y tomo las de otros, yo le respondo que por desgracia no soy capaz de desarrollar yo solito todo el corpus del saber occidental, así que se lo reconozco: leo para saber qué pensaban otros de esta existencia en general.

    Y en cuanto a:

    “No soy pretencioso, escribo porque me gusta y punto, así que no pierdan el tiempo en responderme siquiera, que no les merecerá la pena.”

    Que yo sepa, nadie le ha acusado de pretencioso, ni ha puesto en duda que escriba por gusto. En cuanto a responder: responderá quien lo crea oportuno.

    Le vi por aquí y me caía usted bien, pero me ha decepcionado una actitud tan defensiva.

    Por último, le voy a citar a un amigo. Tiene 27 años, no es famoso ni está muerto. Hace poco hablaba con él de una experiencia mía muy dolorosa, y le dijo que tenía tanto dolor que estaba a punto de caer en la amargura. Él me dijo:

    “No te engañes, Javi. El dolor viene de fuera; la amargura, de dentro. Eres tú el responsable de ella”.

    Lo dijo de una manera tan plástica que supe que esa verdad era también mía.

    Cambiando la frase:

    “Adorador del buen gusto, las actitudes ajenas vienen de fuera, pero su enfado contra mí viene de dentro. Yo no he ido contra nadie; usted me tacha de pedante y se burla con ironías”.

    En fin, creo que me he expresado.

  22. Javier C. dice:

    P.d: He vuelto a repetir lo del buen gusto, pero aquí sí le pido disculpas, y a partir de ahoa lo llamaré por su nombre.

  23. Athalwars dice:

    Javier, me parece acertada su apreciación. Newton decía que él caminaba a hombros de gigantes(aunque en realidad la frase no es suya), por lo que veía más allá que otros. Yo pienso que, si partimos de ideas que ya se han trabajado y estudiado, podremos llegar más lejos. Y nada, me he metido un poco en vuestra discusión, pero ej que me ha parecido interesante, y he querido hacer un breve comentario. Saludos.

  24. Isabel dice:

    No había leído yo este blog. Ahora entiendo un comentario extrañísimo leído en una de las últimas críticas de Malabesta, refiriéndose en tono más que discutible a “La cofradía de los Javieres”. Ya me suponía que se refería a Javier C. He leído con suma atención lo que éste último ha argumentado aquí, y tengo que decir, sin ningún miedo a la que me puede venir encima, que yo pertenezco a su cofradía. No porque me caiga mejor o peor, o porque en alguna ocasión me haya defendido. Otros lo han hecho también, sino porque su argumente es prácticamente irrebatible. Cuándo un argumento es difícil de rebatir, solo cabe ampararse en el sarcasmo. De ahí lo de la cofradía de los Javieres. Yo también sé ser sarcástica, aunque no me gusta, la verdad, pero puestos a eso, también yo voy a hablar de una cofradía: “La cofradía del Santo Reproche”, y cito a Joaquín Sabina sin ningún pudor, porque es un tipo simpático que sabe reírse hasta de sí mismo. La sabiduría tiene algo que ver con esto de la risa, la sana risa, la gaya ciencia o cómo queramos decirlo.
    Cómo al parecer, esto no es una justificación, sino pedagogía, y de la cuestión que nos ocupa, la subjetividad, me he pasado toda la vida estudiando, me siento con derecho, no sólo con estar de acuerdo con Javier C., sino de apuntalar aún más la cosa.
    Mejor leer a Freud, pero mejor aún, leer a Lacan, quién por cierto, habla mucho de Sócrates, sobre todo, en su Seminario “La transferencia”, en donde habla exhaustivamente de “El banquete” de Platón, en donde aparece Sócrates, el Maestro. Lacan citaba mucho, no por pedantería, sino para que sus alumnos le entendiesen bien. De ahí que las citas, suelen ser paradigmas al servicio de que se entiendan bien algunas argumentaciones difíciles. Sé lo que se me viene encima, ya que lo tengo que soportar a diario. ¿Freud, ése dinosaurio pasado de moda? ¿Lacan, y quién es ése, qué pedantería, por Dios!.
    Aclarar que en este país es así como se habla de ellos, pero no en otros.
    En Francia, Lacan sigue siendo el gran psicoanalista del siglo XX, y sus discípulos no dan abasto. En EEUU, Lacan arrasa en las universidades. Nadie cómo él ha sabido explicar esta controvertida cuestión de la subjetividad. Hablamos y nos explicamos y nos adjudicamos una identidad, con el “yo”. pero nuestro “yo” nos miente. La estructura del “yo” es falsa, de forma intrínseca. Pertenece al eje de “lo imaginario”.
    Imaginemos dos “yos” pertenecientes a personas distintas:

    “yo”1————————————–”yo” 2.
    Por estructura están enfrentados. Donde “yo” estoy, “tú” no cabes, no puedes estar, y viceversa, así que te desalojo como puedo. Esto ya lo explicó Freud en “El malestar de la cultura”, mostrando su pesimismo y la imposibilidad de que no haya guerras.
    En un 2º eje, que Lacan sitúa por encima del primero, está la cuestión de la subjetividad: es el eje del inconsciente, del sujeto del inconsciente. En el primer eje está la persona, el individuo, el “yo”. En el 2º, está el sujeto, que controla y domina al “yo”, sin que éste lo advierta, y que siempre lo controlará, mal que nos pese. En él habitan, no ángeles, sino demonios, demonios que dan más miedo que todas las películas de terror juntas. El horror habita en nosotros mismos, no en los demás. Por eso, lo que dice Javier C. que no sé si será psicoanalista, pero podría serlo excelente, es una verdad que yo he experimentado en mis propias carnes: lo que sentimos no se corresponde a lo que pensamos. lo que pensamos y decimos está absolutamente controlado por esos demonios que ignoramos y que bien aposentados en nuestro, bien contentos, y sin querer salir de ahí. Quién esto afirma, ha tenido el valor de enfrentarse a sus propios demonios durante 15 años, en el diván de un psicoanalista. Por ello, ha expulsado a bastantes demonios, y a los que se han quedado, los conoce bastante bien. De ahí que se conozca bastante bien a sí misma, y lo más importante: se acepta como es, con todos sus defectos y también sus virtudes. Todos tenemos las dos cosas, pero es preciso conocerlas. Ahora bien, ¿Se puede psicoanalizar todo el mundo, o conocerse a sí mismo?. Rotundamente no. Hace falta una enorme dosis de valor, y una triple dosis de humildad, para poder soportar esa espeluznante experiencia que es psicoanalizarse de verdad…y aguantar al pie del cañón. Estar dispuesto a ver que uno no es tan bueno como cree, y que los demás no son tan malos, requiere de ambas cosas. Estar dispuesto a ver que uno no es tan listo como cree y que los demás no son tan tontos, también requiere de ambas cosas. Lo más cómodo, lo más fácil, y también lo más estúpido, es pensar y creer que la culpa de todo la tienen siempre los demás. Que ellos son los tontos, los malos, los incordiantes, etc…
    El paradigma novelesco de todo esto es la novela de Stevenson: “El Dr. Jekyll y Mr. Hyde”. ¿Qué es lo que aparece al final de un psicoanálisis cómo Dios manda?: lo que Lacan llama “la docta ignorancia” que viene a ser algo parecido al famoso dicho de Sócrates: “Sólo sé que no sé nada”.
    Ahora creo que me conocen bien. Hasta ahora no me había metido en profundidades, pero cómo me he encontrado con este blog, y se han puesto ustedes a profundizar, pues ya me he puesto seria, y he decidido profundizar yo también.
    Y ahora, apaleénme, manteénme, sean sarcásticos.
    Les aseguro que me darán ustedes infinitamente menos miedo que los demonios a los que me enfrenté durante 15 años.
    Un saludo, Isabel, médico psicoanalista

  25. Javier C. dice:

    Gracias Isabel.

    Bueno, yo tengo 24 años y no he ido aún al psicoanalista (quién sabe si iré), pero ya que lo mencionas, el “conócete a ti mismo” es la base de lo que implica un subjetividad: o sea, una perspectiva que intenta comprender de verdad la vida (o la vida a través del cine, como en este caso).

    No he leído a Lacan; algo a Freud. Me molesta su tendencia a nombrar y delimitar. En ese sentido, soy del bando de los poetas o de los artistas: ven y no clasifican. Pero las lecturas de Freud sí me han gustado.

    Por cierto, no había leído el comentario de Malabesta de la cofradía…

    Saludos.

  26. MalaBesta dice:

    Bueno, paren las rotativas.

    La Cofradía de los Javieres es como se conoce también a la Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de las Almas, María Santísima de Gracia y Amparo, María Inmaculada y San Francisco Javier, una de las cofradías de la Semana Santa sevillana, ataviados con capirotes negros. Venía a ejemplificar lo superfluo de la profesión de Zohan en el marco general de la película.

    Visto el rigor conspiranoide del primer párrafo, no me he leído el comentario con mucho interés, Además es muy largo y tengo cosas más interesantes que hacer, como reordenar mis calcetines.

  27. ray_hey dice:

    Se me ha ocurrido una cosa.

    Dado que una crítica subjetiva es aquella que deriva de un sujeto,¿una objetiva es la que proviene de un objeto? Esta duda me está corroyendo las entrañas y ya no sé que hacer con mi vida.

    Y dado que hoy el tema va de citas célebres, aquí os dejo una:

    “La función última de la crítica es que satisfaga la función natural de desdeñar, lo que conviene a la buena higiene del espíritu.”

    Es tan buena que podría haberla escrito yo, pero en realidad es de Pessoa.

    Vosotros mismos.

  28. Iñigo Montoya dice:

    Uff, uff, me voy a leer el Marca.

  29. Isabel dice:

    Javier C. : Yo también soy del bando de los poetas y los artistas. Por eso precisamente me encanta Lacan. Te sorprendería saber lo intensamente poético que es Lacan. Su teoría es de una belleza insuperable, pero es como Heráclito el oscuro. Freud, que era un maravilloso escritor, tuvo que ser sumamente explícito, para que se le comprendiera en una época tan positivista como la que le tocó vivir. Eso tuvo consecuencias. Todo el mundo creyó que lo había entendido y su teoría fué desvirtuada por todos sus discípulos, incluyendo su propia hija hasta extremos inimaginables. Lacan, muy consciente de eso, dijo un día en público: “Conmigo no podrán hacer lo que hicieron con Freud”, en alusión a que se propuso ser muy oscuro, tan oscuro, que para poder criticarle había que estudiarle pero que muy, muy a fondo, y así ha sido. A él no le han podido desvirtuar. Le tachan de ilegible y todas esas cosas, pero no han podido desvirtuarle en absoluto. Utilizaba esquemas, sí, muchos, para que los discípulos le pudieran entender, pero no eran para delimitar, ni para clasificar. Eran esquemas metafóricos. El no delimita, abre puertas. Insiste en que las interpretaciones sean enigmáticas, oraculares, todo lo contrario del tipo: “A usted lo que le pasa es que está enamorado de su mamá”. Hace muchas alusiones a los maestros zen. insiste en que el psicoanalista es tan solo un guía, y que el que sabe es el paciente, no el psicoanalista. Y le encantaban los poetas. Para muestra, un botón: ” Si en la libación de la abeja leo su participación en la fertilidad de las plantas fanerógamas, si auguro por el vuelo más bajo del grupo de golondrinas la fortuna de las tempestades, tengo que dar cuenta, justamente, de que es la palabra la que las lleva, por el mero hecho de que me ha sido concedido el habla”
    Bueno, esto, es lo primero que he encontrado a mano, pero hay cosas, francamente bellísimas.
    Un saludo, Isabel

  30. Isabel dice:

    Señor Malabesta: disculpe usted mi error, pero como es usted dado a la socarronería, es bastante fácil malinterpretarle. De todos modos, bendita sea mi equivocación que me ha traído a esta página a contemplar tan amena discusión. No he podido evitar intervenir y aportar mi granito de arena a una discusión realmente interesante, y me parece muy bien que no le interese, me parece francamente bien. Está usted en todo su derecho.

  31. MalaBesta dice:

    Efectivamente, sus aportaciones son como un grano, sí. Pero no de arena.

  32. Javier C. dice:

    Para mandar al guano lo tedioso de este hilo, he aquí el famoso video del “contigo no, bicho”:

    http://es.youtube.com/watch?v=OmgYYTZzxbw

    Ya lo habréis visto, pero…

  33. fenix_oscuro88 dice:

    “Ya nunca será otro día. Ahora todos los días serán el día después de que Chewaca te dijo “contigo no, bicho”.

    Qué grande.

  34. faraway dice:

    Soy un asiduo lector vuestro, simplemente me encanta el estilo de las criticas. Obviamente no estoy siempre de acuerdo con ellas, como es lógico y de esperar. Quizas el error este en el hecho de que muchos lectores entiendan mal vuestro trabajo y se confundan al pensar que cuando su opinion no concuerda con la del critico, algo falla, sin embargo es lo más natural del mundo.

    Por cierto, aun os tengo guardada la critica de “3 Días”, sinceramente, creo que os entusiasmateis demasiado con un producto, del que mejor, no hablar…que pena de dinero.

    Saludos!

  35. Anchiano dice:

    Yo cometí el error hace algunos meses de contestar airadamente a un crítico de otra web por su crítica sobre Iron Man y tambien exigí, como han hecho muchos en el hilo de El Caballero Oscuro, más objetividad. Despues de aquello, alguien (creo saber quien es), me llamó hipócrita en mi blog, advirtiendome de que mi crítica no se diferenciaba de la otra en nada, salvo que dónde aquella era defenestradora la mía era entusiasta. Y aunque obviamente lo dijo con muy poca educación, bastante mala leche y demostrando un engreimiento que yo jamás (afortunadamente) he mostrado, tenía razón. Desde entonces no solicito objetividad alguna en una crítica. Asi que me curé de mi ataque de hipocresía.

    Y es que las críticas, para ser buenas, tienen que ser subjetivas. Queremos objetividad cuando no estamos de acuerdo con ellas, pero la objetividad es algo propio de los jueces, que tienen que actuar de acuerdo con las leyes y las pruebas, o los arbitros de fútbol conforme al reglamento, e incluso entonces es una objetividad siempre relativa. Los críticos, como bien se dice en el post, simplemente opinan.

    Un poquito de por favor.

  36. Michel dice:

    Dios Isabel, te juro que intento leer tus comentarios, pero es que no tienen fin. ¿A esto llamas tú una discusión amena? Si fueras un poco más escueta nos lo pondrías más fácil a todos.

  37. ray_hey dice:

    Isabel, creo manifestar la opinión general (es una manera de hablar) cuando digo:

    ¡Por favor, cállese, cállese, cállese por favor! No entiendo nada de lo que dice nunca. Sus participaciones son tan largas que a la mitad ya estoy dormido (aunque eso también podría deberse a que lo hago a horas poco recomendables para impúberes como yo).

    Gracias a usted sufro de terribles pesadillas en las que Lacan y Freud prometen insistentemente abandonar esta página para luego regresar a ella con fuerzas renovadas. En otras, el doctor Jeckyll y Mister Hyde bailan juntos la lambada. Quizás pueda explicarme el significado de sueños tan extraños.

    Pero lo peor de todo es que es usted tan sumamente lista y releída que he descubierto a través de sus palabras mi total ignorancia acerca de los temas profundos de la vida. Tras darme cuenta de que nunca podré pasarme los mismos años que usted estudiando con denuedo (y con ello fracasaré en mi deseo de alcanzar su sabiduría), estoy pensando seriamente en el suicidio. Ya sabe, lo de: “me corto las venas o me las dejo largas”.

    Por favor, dígame que hacer. Gracias por su atención.

  38. anagilta dice:

    Jajajajaja… me había ido con Iñigo Montoya a leer el Marca, pero hoy he vuelto y los últimos mensajes son buenísimos…

    ¿Alquien me puede decir alguna peli de los años 50 o así, estilo “Cuando ruge la marabunta”? En plan aventuras en la selva, con plantaciones, indígenas y demás. Me viene a la cabeza sólo “Las minas del rey Salomón” y “Mogambo”, pero habrá más..
    A ver si así consigo que mi madre esté sentada por la tarde en lugar de salirse a regar al bancal a las cuatro y media de la tarde y a 38º.

    Ya sé que el post no va, desde luego de esto, pero como en una entrada se habla de Freud y en otra de Chewaca…

    Bueno, gracias por si alguien hace memoria.

  39. Ruymán dice:

    ¿La Reina de África?

  40. anagilta dice:

    Oye, pues ésa por ejemplo no la he visto yo, y mira que tiene fama de buena peli.. vale, ya tengo una. Gracias.

    Había una de un cargamento de whisky.. la ví de pequeña, no sé si había una guerra de fondo. Che, que falta de memoria..

  41. Ruymán dice:

    Yo sólo se que salen la Hepburn y Bogart, que van por un rio en un barco, que sí que llevan un cargamento de bebida, me parece, que casi se ahogan en unas cataratas… y que es lo que llaman un “clásico”. Una vez la ví, pero no me acuerdo de casi nada, porque no la ví entera. Uno de esos zappings a deshoras… y por cierto del género que dices, casi cualquiera de las de Tarzán sirve. Y además así tu madre se regala la vista con nadadores olímpicos y se le quitan aún más las ganas de regar. Por cierto, había una peli ambientada en la selva, que es de los 80, pero era muy entretenida, y no consigo recordar el título… era algo así como el corazón de jade, o el corazón esmeralda… no se si te suena.

  42. Un cinéfilo de tantos dice:

    Leyendo esta entrada me ha parecido oportuno citar textualmente extractos de un artículo firmado por Fernando Savater hace ya 20 años. Ahí va:

    “[...] el gusto del espectador teatral o cinematográfico, del lector, del aficionado a las artes plásticas, etc… no debe ser formado por el crítico, sino a pesar del crítico y contra el crítico. Cualquier persona sensata sabe que un crítico no es más que otro mirón, aunque con posibilidad de escribir y por tanto obligación de dogmatizar su peculiarísimo gusto. Leer críticas de artes y espectáculos es una afición divertida por la misma razón que hay quien se divierte leyendo horóscopos: porque no existe obligación racional ninguna de hacer caso. Si te tomas en serio el esparcimiento, peligra la cordura y te amargas con falsos y estériles determinismos la libertad de la existencia. El dictamen de cada crítico debe ser contrarrestado con el de otros, lo mismo que debemos ir de arúspice en arúspice hasta encontrar un oráculo que nos sea favorable…”

    Pues eso. Yo no puedo estar más de acuerdo.

    Saludos.

  43. anagilta dice:

    Ah sí, “Tras el corazón verde”; muy divertida. Es que casi a la vez salió una que se llamaba “La selva esmeralda”, buenísima también, pero otro rollo.

    Perfecto las de Tarzán, pero las del nadador olímpico que dices tú. Para el Greystoke bizco ahora mismo no tengo valor.

    Yo no sabía que había un cargamento de bebida en “La reina de Africa”. La que digo yo del whisky es en una avioneta en la selva, pero no me acuerdo ni de los actores.

  44. fenix_oscuro88 dice:

    Bueno, a pesar de lo que diga mi respetadísimo Fernando Savater, eso de formar el propio gusto para que sea opuesto al del crítico me parece un tanto estúpido. El gusto es algo completamente personal, y cada uno es libre de coincidir o no con quien quiera. Yo creo que la función de la crítica no es tanto la de dirigir el gusto del espectador como la de compartir impresiones sobre una determinada película. Eso es algo que siempre resulta enriquecedor.

    Pues nada, que mucho gusto.

  45. Ruymán dice:

    Sí, no llevaba whisky… el tío más bien se lo bebía, creo, y lo que hacía era dedicarse a la logística en general, al transporte de mercancías. Lo dicho, que sólo vi un cacho y no me acuerdo de casi nada. La otra que te recomendaba es la que dices de “Tras el corazón verde”. Es entretenida. Pero si le pones “La Selva Esmeralda” a tu madre lo más probable es que monte un huerto ecológico, o una zona de repoblación forestal, y me parece que lo que buscabas era el efecto contrario.

  46. Iñigo Montoya dice:

    También tienes “Fuego verde”, que es de Stewart Granger, el mismo que sale en “Las Minas…”

    En cuanto al güisqui en “La reina de Africa”, la anécdota es que Houston y Bogart se tiraron todo el rodaje en la selva pimplando a saco, y fueron los únicos en no enfermar. Respecto de la peli del avión, ni pajolera.

    Tras elcorazon verde tiene una segunda parte, pero no se como se llama.

    Por último, ¿tiene que ser de selvas?, no puede ser de aventuras en general, El prisionero de Zenda, el temible burlón, el halcón y la flecha,…

  47. Agnes Grey dice:

    Bueno, respetabilísimo fénix_oscuro,no tanto,no tanto.Yo creo que lo que quiere decirnos Savater (al menos en ese extracto) es que el objetivismo no existe.Que básicamente no es mas que una visión impuesta y oficial por alguien o por algo para ver las cosas y nuestro mundo y que por tanto hemos de hacer lo mismo,aunque cueste más que leer el marca.

    Porque no creo yo que hayamos superado las leyes fisicas de Newton que en su momento se creían definitivas por poner un ejemplo, porque alguien,un oficinista de patentes en Suiza, se dejase influir por la visión imperante en vez de la suya propia, que en ese momento era totalmente opuesta y única a la mayoría de la comunidad cientifica ,y por tanto ,supongo, podría ser tildada perfectamente de subjetiva y extremadamente rara.Algo que por cierto también le pasó al mismo Newton y le pasará al que formule la teoría que jubile a la de la relatividad.

    Lo que han hecho en esta pagina sus responsables,y ya aprovecho para hacer el homenaje merecido y de rigor por estos 5 tacos, es precisamente denunciar la endeblez de los cimientos de esa objetividad que parece inviolable,esa uniformidad conformista tan aceptada,esa falta de prudencia intelectual a la hora de abordar lo que nos cuentan(lean por ejemplo las críticas de mar adentro o una verdad incómoda) y con la que en el fondo,puede convertirnos en seres mas injustos aunque no nos demos cuenta.

    Leyendo un libro acerca de una de las últimas batalla de la II Guerra Mundial,me llamaba mucho la atención la imposibilidad no sólo de los soldados si no de gente en teoria respetable para ver a los desconsolados niños del enemigo abrazados a sus madres moribundas, mas allá de un asqueroso animal manipulador.Lo raro,extraño,subjetivo (literalmente:hubo casos muy puntuales) era verlos como seres humanos¿Qué tipo de rasero objetivista es ese? ¿aplicarían aquí entonces los que insultan a malabesta la misma vara de medir?¿”Lo que dice todo el mundo,lo mas normal”?

    En ese contexto, por lo menos en esta página y para mí, en estos 5 años, la subjetividad de alguien como Malabesta o Bronte,de los cuales no deja de sorprenderme su vasta cultura, adquiere entonces un matiz más libertario,mas enriquecedor ,de lo acostumbrado.

  48. anagilta dice:

    Ja ja. Buena solución para no pillar una disentería. Vaya tíos.

    Las pelis del Burt Lancaster, el hombre con los dientes más blancos del mundo, y de piratas, sí señor.

    Si, si. Dejaremos “la selva esmeralda” para Octubre, no sea que aún le dé por sembrar algún tipo de haba protegida. Pero cuando querais os mando una representación del huerto ecológico.

  49. fenix_oscuro88 dice:

    Agnes Grey: leyendo tu comentario y releyendo el extracto de Savater me he dado cuenta de que lo había entendido mal a la primera, y creo que tienes bastante razón en lo que dices. Fue una parte concreta lo que me llevó a entenderlo de esa manera: “el gusto del espectador [...] no debe ser formado por el crítico, sino a pesar del crítico Y CONTRA EL CRÍTICO]”. Culpa mía, por leer estas cosas recién levantado (y no sé si alguien que se levanta a la hora a la que está escrito ese comentario merece el adjetivo “respetabilísimo” :D ). De todas formas, gracias por la aclaración.

  50. Adorador del buen cine dice:

    Llevo tiempo sin escribir por falta de tiempo, y ahora que he podido lo he hecho por fin. Esta vez hablare de un unico tema pendiente, y sin ironias de ningun tipo.

    Perdona por mi ultimo comentario, Javier, y si puedes simplemente olvidalo. Cada vez que lo leo me rio del sinsentido que resulta. Solo escribi lo primero que se me vino a la mente. Y escribir sin reflexionar no suele ser bueno, sobre todo cuando no se esta equilibrado. Ha sido un error mio, y tratare de que no pase de nuevo.

    Eso es todo.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>