¿Quieren ver a James Stewart de malo?

Si no quieren que se les chafe el final, dejen de leer ya, pero si quieren contemplar una de estas rarezas de la naturaleza no se pierdan “El, ella y Asta”, donde James Stewart nos premia con una mirada de odio como pocas veces se le ha visto en el cine. La cinta corresponde a una serie de los años 30 y 40, basada en una historia de Dashiell Hammett, y en la que el detective Nick Charles, su mujer de abolengo, Nora y su terrier resuelven los más complicados casos y que en español fraguó con los títulos: “La cena de los acusados“, “Ella, él y Asta“, “Otra reunión de acusados“, “La sombra de los acusados“, “El regreso de aquel hombre” y “La ruleta de la muerte“.

La serie incorpora cierto elemento surrealista, pues en ocasiones las situaciones rozan lo absurdo, siempre todo ello amenizado con un humor inteligente y estilizado que encuentra en William Powell, un actor hoy en día no tan conocido, el perfecto pícaro encantador y en Myrna Loy, la perfecta réplica. El glamour y la locura festiva de los años treinta fue dando lugar a una mayor seriedad en los cuarenta, pero sin que las entregas perdieran un ápice de gracia. Muy recomendada para cinéfilos nostálgicos.

No hay entradas relacionadas.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>