Crítica de “Kung Fu Panda”

Hace ya casi dos siglos que el señor Carl Friedrich Gauss nos iluminó sobre la distribución de probabilidad con su famosa campana. Siguiendo tan traída y tan llevada curva uno aprende que en una determinada producción no mecánica el grueso se coloca en torno a la media y lo sobresaliente y lo muy deficiente ocupan porcentajes muy inferiores. De ahí que al año sea absolutamente imposible decir que la mitad de las películas son buenas o malas. Un 80% son que ni fu ni fa con variaciones por arriba y por abajo, un 10%, un desastre, y otro 10%, merecedoras de ser revisitadas y recordadas en el futuro.

Seguir leyendo

No hay entradas relacionadas.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>