El museo de Bruce Lee

Llega la noticia que todos esperaban con denuedo y fruición. Por fin el Museo de Bruce Lee en su última casa, donde vivió los últimos meses de sus 32 años finalizados en 1973, podría ser una realidad. Resulta que el dueño de la casaza, seis mil metros cuadrados, iba a ponerla en venta por ocho millones de euros y pensaba donar el dinero a los damnificados por el terremoto de Sichuan. Pero, rápidamente, todos los fans hongkoneses del asiático actor, haciendo un ejercicio de solidaridad y generosidad incomensurable pensaron: “¿Cómo? ¿Que van a vender la casa para donar el dinero a las víctimas? ¡Y una porra!” y seguidamente empezaron a hacer presión así tipo chino, poco a poco pero con contundencia. El caso es que el dueño de la casa ya no se atreve a venderla y está pensando en donarla para el famoso museo, no vaya a ser el demonio, que aún son seis millones de hongkoneses.

Por cierto que la casa hasta ahora hacía las funciones de motelito para parejas que buscan intimidad. Ya no hay respeto ni hay nada de nada.

No hay entradas relacionadas.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>