Crítica de “Como locos… a por el oro”

Demostrado ya que Matthew McConaughey no es el nuevo Paul Newman, pese a la tabarra que dieron con el tema a mediados de los noventa, el pobre hombre se ha refugiado en el género de las aventuras, serie B. Será por su afición a lucir el torso, con lo cual podríamos apodarle el nuevo Charlton Heston, si no fuera porque una vez más se queda a años luz del modelo. Si quieren comprobar que no somos nosotros solos los que nos damos cuenta de esta fijación por enseñar tetilla, aquí tienen a Matt Damon resaltando la misma problemática. Lo cierto es que lejos quedan producciones como "Tiempo de matar" o "Amistad". Ahora nos centramos en peliculillas con estrellas de segunda como "Sáhara" o ésta misma.

Seguir leyendo

No hay entradas relacionadas.

11 respuestas a “Crítica de “Como locos… a por el oro””

  1. George Kaplan dice:

    Querida Bronte :
    He notado que tus últimas críticas son benévolas , excesivamente para lo que nos tienes acostumbrados.
    Más allá de la cuestiones artísticas , lo que más me sorprende es la la ausencia de esos comentarios tangenciales a la propia película donde no quedaba títere con cabeza y que tanto disfrutamos tus seguidores.
    En ésta en concreto pasas de puntillas por temas como la caza de tesoros sin hacer referencia al modo en que Odyssey esquilma nuestro patrimonio o citas la película “Amistad” sin comentar que además de mala de solemnidad es cobarde por usar un barco español pues apenas lo eran uno de cada diez barcos negreros .
    Espero que esta absoluta falta de inquina se deba a que has alcanzado el nirvana y contento por ello pero con el temor de que esta nueva situación personal pudiera inhibirte como crítico de cine me despido.

  2. Bronte dice:

    Querido George:

    No es el Nirvana sino la sospecha de que todo es inútil. Cuando veo que el 90% de la teoría decolonial mundial se centra en ponernos verdes a los españoles, mientras nadie dice nada de los ingleses, con sus políticas de exterminio sistemático, o de los belgas, cortando manos en África, y encima veo que los españoles aceptan, creyéndose que han sido los peores de todos y renegando de un pasado muy grande… ¿qué podemos hacer nosotros?

    Con respecto a cómo nos esquilman en el mar, ¿qué hay que decir después del último episodio oficial con los piratas? Pues que nos esquilmen. Está visto que mucho no nos importa.

    Prometo, sin embargo, superar este período de náusea cinematográfica.

  3. George Kaplan dice:

    En el fondo sólo quiero un poco más de sangre en tus textos , y llamar la atención supongo.
    Un afectuoso saludo.

  4. SpiderAnónimo dice:

    El Odissey no se ha llevado nada que no se mereciera llevar, en el fondo (vaya doble sentido más sutil). Después de 3 o 4 siglos ahí hundido, si los españoles no nos hemos preocupado de buscar lo que tenemos por “ahi tirado”, resulta bastante “piratesco” querer que quien se gasta los cuartos en buscarlo encima tenga que devolverlo. ¡El que quiera lapas, o tesoros, que se moje el culo!

  5. Mamideck dice:

    De momento esta en manos de la justicia americana, que si una cosa le honra es que nacionalista no es. Lo mismo suelta a un millonario americano que uno saudí (millonario se entiende).

    Además para que queremos un tesorillo de esos, ¿para estar en un museo? ¿para que los escolares lo vean en la visita anual al museo naval?.

  6. Loberto dice:

    Conociéndonos, se fundirían todos los doblones de oro para hacer un WC dorado para el Jesús Gil de turno…

  7. Messiah dice:

    También podría ir a parar al fondo monetario por la causa del cine español.
    El barquito en sí también podría servir para esta causa. Qué buenas escenas de sexo sobre el timón nos estamos perdiendo…

  8. Bronte dice:

    Buena observación, Messiah, buena observación… ;)

  9. Asiduolector dice:

    Bronte.
    El oro y la carga de los diversos barcos hundidos españoles en el Caribe en la epoca colonial pertenecen a sus verdaderos dueños, en la mayoria paises de Sudamerica (Colombia, Peru, etc.), por lo que no estoy de acuerdo en su comentario “intentando recuperar un tesoro español que por supuesto nadie piensa en devolvernos.”
    Espero que no se moleste por mi comentario.

  10. Bronte dice:

    No me molesta en absoluto y entiendo la naturaleza del mismo. Pero comprenderá que me parezca un tema de difícil resolución. Aquellos países en aquel momento eran España. Y si bien la materia prima era extraída en aquella zona española, todo lo demás era español.

    Es como el acueducto romano de Segovia, que está en España, hecho con piedras españolas por manos españolas, y nadie duda de su romanidad. Imagínese cómo se pondría la Reina de Inglaterra si tuviera que devolver las gemas de las joyas de su Corona a todos los lugares de donde fueron extraídos ;) .

    Siga leyéndonos que no vamos a enfadarnos por tan poca cosa :) .

  11. sara dice:

    Aquí hem vingut a escriure sobre la pel.lícula no?
    Doncs vinga:
    com és habitual m’esperava moltíiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiissim més, m’esperava aventur es, esperava riure una mica…esperava, esperava.
    Se’m va passar lenta.
    L’únic que em va agradar va ser veure a Dustin Hoffman i a la seva filla pija!

    La protagonista es guapa de mirar no cansa i m’agrada com actúa, he vist varies pel.licules d’ella i no m’ha decepcionat perquè ella és així.

    Res més a dir…
    si t’aburreixes, mira la pel.li

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>