De cómo David Mamet ha escandalizado al artisteo mundial

Porque ya no soy un izquierdista de encefalograma plano
Un ensayo de temporada electoral
David Mamet
Publicado en Village Voice
Traducción de Vicente Carbona

A John Maynard Keynes le criticaban sus cambios de opini√≥n. Respondi√≥, “Cuando los hechos cambian, yo cambio de opini√≥n. ¬ŅUsted qu√© hace, se√Īor?” Mi ejemplo favorito de un cambio de opini√≥n fue el de Norman Mailer en The Village Voice. Norman ejerci√≥ el papel de cr√≠tico teatral, encarg√°ndose del estreno en Nueva York de Esperando a Godot. La mejor obra de teatro del Siglo XX. Sin molestarse en ir a verla, Mailer la calific√≥ de basura. Cuando al final se arrastr√≥ a verla, se dio cuenta de su error. Sin embargo, ya no era columnista del Voice, as√≠ que compr√≥ una p√°gina entera del peri√≥dico y escribi√≥ una retractaci√≥n, alab√°ndola como la obra maestra que es. El sue√Īo de todo dramaturgo.

Una vez gan√© uno de los “Concursos” de Mary Ann Madden en la revista New York. La tarea era nombrar o crear una lista “10″ de cualquier cosa, y la m√≠a fue la Perfecta Cr√≠tica Teatral Mundial. Dec√≠a algo as√≠: “Nunca he entendido el teatro hasta anoche. Por favor perdonar todo lo que jam√°s he escrito. Cuando le√°is esto estar√© muerto”. Esa, claro, es la √ļnica cr√≠tica que cualquiera relacionado con el teatro desea recibir. Mi premio, en un asombroso ejemplo de iron√≠a, fue una suscripci√≥n de un a√Īo a New York, un aut√©ntico trapo sucio que yo consideraba (“Concurso” de Mary Ann aparte) una supurante herida sobre el cuerpo del alfabetismo mundial – esto debido a la presencia en sus p√°ginas de John Simon, cuya aturdidora amalgama de fanfarroner√≠a y salvajismo, a lo largo de los a√Īos, fue apreciada por esos lectores que buscaban un endoso de la mediocridad proactiva.

Pero digreso.

Escrib√≠ una obra de teatro sobre la pol√≠tica (November, Barrymore Theater, Broadway, quedan algunas plazas). Y como parte del “proceso de escribir”, como creo que se llama, comenc√© a pensar sobre la pol√≠tica. Este comentario no es tan ins√≠pido como parece. Porgy and Bess es un mogoll√≥n de buenas canciones pero no tiene nada que ver con las relaciones entre las razas, el pend√≥n bajo el cual naveg√≥. Pero result√≥ que mi obra s√≠ tuvo que ver con la pol√≠tica, es decir, sobre la pol√©mica entre personas con dos puntos de vista opuestos. El argumento en mi obra es entre un presidente interesado en s√≠ mismo, corrupto, sobornado, y realista, y su izquierdosa escritora de discursos, lesbiana, ut√≥pico-socialista. La obra, aunque produce risas continuas, es una disputa entre la raz√≥n y la fe, o quiz√°s entre el punto de vista conservador (o tr√°gico) y el punto de vista izquierdista (o perfeccionista). El presidente conservador sostiene en la pieza que los ciudadanos buscan solucionarse la vida, y la mejor manera para que el gobierno facilite esto es quitarse de en medio, ya que los inevitables abusos y fracasos de este sistema (econom√≠as de mercado libre) son menores que los de la intervenci√≥n gubernamental.

Yo abogu√© por el punto de vista izquierdista durante muchas d√©cadas, pero me parece que he cambiado de opini√≥n. Como hijo de la d√©cada de los 60, acept√© como art√≠culo de fe que el gobierno es corrupto, que las empresas son explotadoras, y que las personas, por lo general, son buenas de coraz√≥n. Estos queridos preceptos a lo largo de los a√Īos hab√≠an arraigado como prejuicios cada vez m√°s impracticables. ¬ŅPor qu√© digo impracticables? Porque aunque sigo teniendo estas creencias, ya no las aplico en mi vida. ¬ŅC√≥mo lo s√©? Mi mujer me inform√≥. √ćbamos en coche escuchando la NPR (National Public Radio). Sent√≠ mis m√ļsculos faciales apret√°ndose, y las palabras comenzando a formarse en mi mente: Cierra la puta boca. “?” sugiri√≥ ella. Y su recapitulaci√≥n concisa y elegante, como siempre, me despert√≥ a una verdad m√°s profunda: Durante a√Īos hab√≠a estado escuchando a NPR y leyendo varios √≥rganos de opini√≥n nacional, mientras el asombro y la ira luchaban por el liderato. M√°s: Supe que durante muchos a√Īos hab√≠a estado refiri√©ndome a m√≠ mismo -bastante encantadoramente, pens√©- como un “izquierdista de encefalograma plano”, y a la NPR como “National Palestinian Radio”.

Esta es, para mí, la síntesis de este punto de vista global con el que ahora me sentía desencantado: que todo siempre está mal. Pero en mi vida, un breve análisis me lo reveló, todo no siempre estaba mal, y tampoco estaba o está todo siempre mal en la comunidad en que vivo, o en mi país. Más: no siempre estaba todo mal en las comunidades en las que antes había vivido y entre las diversas y móviles clases de las que formé parte.

Y, me pregunt√©, ¬Ņc√≥mo pude haber pasado d√©cadas pensando que pensaba que todo siempre estaba mal mientras al mismo tiempo pensaba que pensaba que las personas son b√°sicamente buenas de coraz√≥n? ¬ŅQu√© pasaba? Comenc√© a cuestionar lo que realmente pensaba y descubr√≠ que no pienso que las personas sean b√°sicamente buenas de coraz√≥n; es m√°s, esta visi√≥n de la naturaleza humana ha inducido y ha informado mi obra durante los √ļltimos 40 a√Īos. Creo que las personas, en circunstancias estresantes, pueden comportarse como cerdos, y que esto, de hecho, no s√≥lo es un tema apropiado, sino el √ļnico tema, del drama.

Había observado que la lujuria, la avaricia, la envidia, la pereza y sus amiguetes están haciendo de las suyas con el mundo, pero que sin embargo, la gente en general parece comportarse razonablemente bien día a día; y que nosotros en los Estados Unidos nos comportamos día a día razonablemente bien bajo circunstancias claramente asombrosas y privilegiadas Рque no somos y nunca hemos sido los villanos que muchos de fuera y muchos de nuestros ciudadanos nos consideran, sino que somos una confección de individuos normales (avariciosos, lujuriosos, falsos, corruptos, inspirados Рen fin, humanos) viviendo bajo un acuerdo espectacularmente eficaz llamado Constitución, y afortunados de tenerla.

Porque la Constitución, en lugar de sugerir que todos se comporten de manera divina, reconoce que, al contrario, las personas son cerdos y se aprovecharán de cualquier oportunidad para subvertir cualquier pacto y poder conseguir lo que ellos consideran que son sus merecidos intereses.

Por ello, la Constituci√≥n separa el poder del estado en esas tres ramas que para la mayor√≠a de nosotros (me incluyo) es lo √ļnico que recordamos de 12 a√Īos de escuela. La Constituci√≥n, escrita por hombres que ten√≠an alguna experiencia de gobierno real, asume que el jefe ejecutivo intentar√° convertirse en Rey, que el Parlamento tramar√° para vender la vajilla de plata, y que el poder judicial se considerar√° Ol√≠mpico y har√° todo lo posible para sustancialmente mejorar (destruir) el trabajo de las otras dos ramas. Por eso la Constituci√≥n las opone entre s√≠, no tratando de obtener su bloqueo, sino permitiendo las correcciones necesarias y constantes para evitar que una rama obtenga demasiado poder durante demasiado tiempo.

Claramente brillante. Porque, en abstracto, podemos imaginarnos una perfección Olímpica de seres perfectos en Washington encargados del negocio de sus empresarios, los ciudadanos, pero cualquiera de nosotros que haya estado en una reunión sobre cuestiones de edificabilidad en la que está en juego nuestra propiedad conoce el impulso de deshacerse de toda la mierda perniciosa y pasar directamente a las armas.

Yo he descubierto, no solo que no me fiaba del gobierno actual (eso, para mí, no era una sorpresa), sino que un repaso imparcial revelaba que los defectos de este presidente Рa quien yo, como buen izquierdista, consideraba un monstruo Рno eran muy diferentes de los de un presidente al que veneraba.

Bush nos meti√≥ en Irak, Kennedy en Vietnam. Bush rob√≥ las elecciones de Florida; Kennedy las suyas de Chicago. Bush delat√≥ a una agente de la CIA; Kennedy dej√≥ morir a cientos de ellos en el oleaje de la Bah√≠a de Cochinos. Bush minti√≥ acerca de su servicio militar; Kennedy acept√≥ un Premio Pulitzer por un libro escrito por Ted Sorenson. Bush se meti√≥ en la cama con los Saud√≠s, Kennedy con la Mafia. Oh. Y empec√© a cuestionar mi odio hacia “las Corporaciones” – un odio que era, descubr√≠, simplemente el reverso de mi hambre por conseguir esos bienes y servicios de que nos proveen y sin los cuales no podr√≠amos vivir. Y empec√© a cuestionar la falta de confianza hacia el “Malvado Ej√©rcito” de mi juventud, que, reconoc√≠, estaba entonces y est√° ahora compuesto por hombres y mujeres que en realidad arriesgan sus vidas para protegernos a todos de un mundo muy hostil. ¬ŅEl Ej√©rcito siempre tiene la raz√≥n? No. Tampoco la tiene el gobierno, ni las corporaciones – son sencillamente diferente r√≥tulos para la particular amalgama que hace nuestro pa√≠s de grupos de trabajo separados, si quer√©is. ¬ŅEstos grupos son infalibles, libres de toda posibilidad de mala gesti√≥n, corrupci√≥n, o crimen? No, y tampoco lo somos t√ļ o yo. As√≠ que, asumiendo la visi√≥n tr√°gica, la pregunta no era “¬ŅEs todo perfecto?”, sino “¬ŅC√≥mo se puede mejorar, a qu√© precio, y seg√ļn la definici√≥n de qui√©n?” Colocado de esta forma, me parec√≠a que las cosas iban desarroll√°ndose bastante bien.

¬ŅHablo como miembro de la “clase privilegiada”? Si as√≠ lo quieres – pero las clases en Estados Unidos son m√≥viles, no fijas, como dice el punto de vista marxista. Es decir: los Inmigrantes llegaron y siguen llegando sin dinero y pueden (y logran) hacerse ricos; el tipo socialmente inepto gana un trill√≥n de d√≥lares; la madre soltera, sin dinero y sin hablar ingl√©s, logra que sus dos hijos se grad√ļen en la universidad (mi abuela). Por otro lado, los ricos y los hijos de los ricos pueden perderlo todo; la hegemon√≠a de los ferrocarriles pasa a las aerol√≠neas, la de los canales de televisi√≥n pasa a Internet, y cada individuo podr√° cambiar, y probablemente cambiar√°, de estatus m√°s de una vez a lo largo de su vida.

¬ŅY cu√°l es el papel del gobierno? Bueno, en abstracto, procediendo de mi tiempo y mi entorno, yo pensaba que era una cosa buena, pero sumando y restando en el libro mayor esas cosas que me afectan y que observo, me resulta dif√≠cil elegir un caso en que la intervenci√≥n del gobierno haya conducido a algo m√°s all√° de la tristeza.

Pero si el gobierno no debe intervenir, ¬Ņc√≥mo podremos nosotros, meros seres humanos, hacer que todo funcione?

Me preguntaba eso y leí, y se me ocurrió que sabía la respuesta, y aquí está: Parece que lo hacemos naturalmente.

¬ŅC√≥mo lo s√©? Por experiencia. Me refer√≠ a la m√≠a propia – c√°rgate al director de la obra teatral y ¬Ņqu√© sucede?
Normalmente una disminución del conflicto, un período de ensayo más corto, y una mejor producción.

El director, generalmente, no causa el conflicto, pero su presencia hace que los actores dirijan (y fabriquen) demandas dise√Īadas como peticiones a la Autoridad – es decir, apartarse del objetivo original (preparar una obra de teatro para un p√ļblico) e inmiscuirse en pol√≠tica, cuyo prop√≥sito puede ser adquirir estatus e influencia al margen del objetivo original.

Abandona una medianoche a un grupo de pasajeros de autob√ļs que no se conozcan entre si, y ¬Ņqu√© obtienes? Mucho drama malo, y un improvisado Convenio Mayflower (el que firmaron los Peregrinos ingleses al llegar a lo que luego ser√≠a Massachusetts). Cada uno, instant√°neamente, agrega lo que puede a la soluci√≥n. ¬ŅPor qu√©? Cada uno quiere, y de hecho necesita, contribuir – echar a la olla las destrezas que cada uno tiene para conseguir el objetivo general, y lograr tambi√©n un estatus en la nueva comunidad. Por eso hacen que funcione. Es preciso observar tambi√©n la escuela mejor de todas, el sistema de jurado, en el que, de nuevo, cada uno no trae a la sala m√°s que sus propios prejuicios, y, en el curso de la deliberaci√≥n, llega a una soluci√≥n imperfecta, pero aceptable para la comunidad – una soluci√≥n con la que la comunidad puede vivir.

Antes de las elecciones intermedias (no presidenciales: 2006) a mi rabino le estaban dando ca√Īa. La congregaci√≥n es exclusivamente izquierdista, √©l se autodescribe como independiente (leer: “conservador”), y estaba cabreando al reba√Īo. ¬ŅPor qu√©? Porque a) nunca hablaba de pol√≠tica; y b) ense√Īaba que la calidad del discurso pol√≠tico debe ser considerada primero – que la ley jud√≠a ense√Īa que es imperativo que cada persona escuche al pr√≥jimo.

Por eso yo, como muchos de la congregaci√≥n izquierdista, comenc√©, apretando los dientes, a intentar hacer eso mismo. Y haci√©ndolo, reconoc√≠ que ten√≠a esas dos visiones de Am√©rica (pol√≠tica, gobierno, corporaciones, el ej√©rcito). Una era la de un estado en el que todo era m√°gicamente malo y deber√≠a ser inmediatamente corregido sin reparar en el coste; y la otra – el mundo con el que funcionaba d√≠a a d√≠a – estaba compuesto por personas, y la mayor√≠a de ellas estaban intentando aumentar su confort de modo razonable llev√°ndose bien con sus semejantes (en el trabajo, el mercado, la sala del jurado, la autopista, hasta en las reuniones del consejo escolar). Y me di cuenta de que hab√≠a llegado el momento de avalar mi participaci√≥n en esa Am√©rica en la que he escogido vivir, y que ese pa√≠s no era un aula escolar en la que se ense√Īan valores, sino un centro de intercambio, un mercado.

“¬°Aj√°!” dir√©is, y tendr√©is raz√≥n. Comenc√© por leer no s√≥lo la econom√≠a de Thomas Sowell (nuestro m√°s importante fil√≥sofo contempor√°neo) sino a Milton Friedman, Paul Johnson, y Shelby Steele, y a una multitud de escritores conservadores, y descubr√≠ que estaba de acuerdo con ellos: una comprensi√≥n del mundo basada en mercados libres cuadra m√°s perfectamente con mi experiencia que esa visi√≥n idealista que yo llamaba izquierdismo.

Al mismo tiempo, estaba escribiendo mi obra sobre un presidente, corrupto, venal, astuto, y vengativo (asumo que todos lo son), y dos pavos. Y di a este presidente ficticio una redactora de discursos que, desde su punto de vista (el de √©l), es una “izquierdista de encefalograma plano”, bastante parecida a como yo era antes, y que a lo largo de la pieza necesitan encontrar la manera de hacer que funcione la cosa. Y eventualmente logran llegar a un entendimiento humano sobre el proceso pol√≠tico. Como creo que estoy intentando hacerlo yo, y creo que estoy teniendo √©xito, e intentar√© resumirlo en las palabras de William Allen White.

White fue durante 40 a√Īos editor del Emporia Gazette en el Kansas rural, y un comentarista pol√≠tico prominente y poderoso. Era gran amigo de Theodore Roosevelt y escribi√≥ el mejor libro que jam√°s he le√≠do sobre la presidencia. Se titula Masks in a Pageant (“M√°scaras en un espect√°culo”), y retrata a diversos presidentes desde McKinley hasta Wilson, y lo recomiendo sin reservas. White ten√≠a la mente bastante despejada, y hab√≠a observado la naturaleza humana como pocos. (Como dijo Twain, si quieres entender a los hombres, edita un peri√≥dico rural). White sab√≠a que la gente necesita al mismo tiempo progresar y llevarse bien, y que siempre est√°n trabajando en lo uno o lo otro, y mejor ser√≠a que el gobierno se quitara de en medio y dejarlos proceder. Pero, agreg√≥, existe esta cosa del izquierdismo, que se puede reducir a estas palabras, que se cuentan entre las m√°s tristes: “… sin embargo…”

La derecha sigue mugiendo sobre la fe, la izquierda muge sobre el cambio, y muchos están furiosos con los necios del otro lado Рpero, al final del día, unos y otros son la misma gente que saludamos alrededor del refrigerador de agua.

Feliz temporada electoral.

No hay entradas relacionadas.

32 respuestas a “De c√≥mo David Mamet ha escandalizado al artisteo mundial”

  1. Tronchanabos dice:

    Que rallantes os ponéis a veces cuando os da por echar pestes políticas. Que Mamet sea un cineasta es una mera excusa.

    Esto cuadra m√°s en alguna columna de Libertad Digital, pero me parece que sois los mismos ¬ŅNo?

  2. MalaBesta dice:

    Más citas políticas:

    Fernán Gómez: A la mierda.
    Extremoduro: Iros todos a tomar por culo.
    Lola Flores: Si me queréis, irse.

  3. Pablo Calleja dice:

    Yo tengo un problema con la traducción.

  4. Sr.Juanjo dice:

    Como se nota que Mamet va cumpliendo a√Īos.

  5. Tronchanabos dice:

    Ya te digo. Y lo que están tardando en comentar la muerte de Charlton Heston. Aquí no puede ser menos que el Mesías.

  6. Raider dice:

    A m√≠ me parece que Tronchanabos se ha sentido aludido con eso de “izquierdista de encefalograma plano” y por eso se le ve tan escocido…

  7. Messiah dice:

    Alguien me ha nombrado por ahi arriba :P
    No queria comentar esta noticia por no decir que ahora leo este articulo antes de dormir para caer rendido en la cama. Dios santo, ¬°que escrito tan aburrido!
    Da mil rodeos para quedar en poco.
    “Si me querei irse!” Lo que me he reido con eso,jaja.

  8. Morzongo dice:

    Hombre, es cierto que esta p√°gina nunca me ha parecido muy izquierdista, pero yo siempre he pensado que cada uno es libre de opinar como quiera siempre que no se sobrepasen ciertos l√≠mites, que aqu√≠ no he visto pasar en ning√ļn momento aunque muchas veces no est√© de acuerdo.

    Se nota, es cierto, que Mamet se hace mayor, lo cual muchas veces conlleva hacerse más conservador y cómodo con la realidad. Pero tampoco lo que dice está falto de sensatez, a pesar de que de mil rodeos para justificarse todo lo que pueda.

    Yo creo que todo parte de una confusi√≥n que muchos tenemos de cuando en cuando en nuestra cabeza, y es que muchas veces confundimos ideales con partidos o grupos de poder. Es decir, uno vota PSOE por tener unas convicciones de izquierdas, pero muchas veces lo hace porque el PSOE es te√≥ricamente el defensor de ese tipo de ideas, y acaba apoyando al grupo y no a la idea. Yo pienso que uno debe estar comprometido con su visi√≥n del mundo, una visi√≥n que creo deber√≠a ir encaminada a un bien colectivo, pero que tambi√©n puede ser cambiante en base a las experiencias y ense√Īanzas que se van adquiriendo con los a√Īos.

    En Espa√Īa pasa mucho que uno defiende ciegamente a un grupo pol√≠tico por las siglas y no porque coincida con las ideas que defiende en cada momento. De hecho las elecciones muchas veces tienen m√°s de forofismo futbolero que de convicci√≥n pol√≠tica. Es como el madridista asqueado con el juego de su equipo, con sus jugadores y con sus resultados, y que sin embargo sigue yendo al campo y pagando su abono. Es absurdo, pero humano, es la necesidad de formar parte de algo que crees que defiende en aquello que t√ļ crees cuando muchas veces no es as√≠ o no del todo al menos.

  9. Anchiano dice:

    Menos política y más libre pensamiento, redios. Un saludo.

  10. Agnes Grey dice:

    Pocas páginas tan izquierdistas y librepensadoras como ésta conozco yo.

  11. Anchiano dice:

    Esta p√°gina no me parece izquierdista, la verdad, pero si librepensadora, con sentido del humor y buen oficio. Que sino de que voy a estar yo por estos lares. Un saludo

  12. Raider dice:

    Pero a ver que yo me entere, porque se me est√° poniendo muy mal cuerpo.

    ¬ŅAqu√≠ hay que ser izquierdista para tener derecho a existir? ¬ŅTienen los izquierdistas alguna superioridad moral sobre los que no lo son y yo no me he enterado?

    Porque vamos, tanto evaluar la p√°gina en t√©rminos de si es o no izquierdista, me parece un poco fuera de lugar. Como si ser izquierdista fuera la norma, y todo lo que se saliera de ah√≠, un elemento extra√Īo o disidente al que poder afear su rebeld√≠a.

    A mí sí que me parecéis unos libres pensadores e intervenciones como las que se han visto más arriba no son más que intentos implícitos de callar las voces que no se pliegan al discurso oficial. Seguid publicando lo que os dé la gana que yo por mi parte os seguiré leyendo.

  13. SpiderAnónimo dice:

    El discurso oficial no es precisamente izquierdista, que conste. Y aqu√≠ menos, no se enga√Īen. Lo digo porque me gusta disfrutar del ambiente librepensador de esta p√°gina.

    Aunque, curiosamente, tanto librepensamiento da lugar, contrariamente a lo que se esperar√≠a, a cierta “homogeneidad ideol√≥gica” en los mensajes…

  14. Agnes Grey dice:

    Bueno,yo aclaro mi postura de forma superficial,no vaya a ser que me asen a fuego lento.
    En primer lugar, no creo ni mucho menos que “la politica estorbe” en un sitio como este.Principalmente porque si es absurdo capar a toda obra de intencionalidad politica tambien lo es dejar de interesarse por los derroteros politicos y morales por los que van caminando sus creadores.

    En segundo,cuando digo izquierdista no me refiero a “interesado en el bienestar de los mas desfavorecidos”,simplificacion bana y estupida cuando los mayores gobiernos genocidas de la historia se proclamaron socialistas y extraordinariamente clasistas.Ni me refiero a los del equipo naranja.Me refiero a lo que decia Ortega y Gasset (grandes pensadores) de no perder la costumbre de cuestionarse las cosas y no dejarse amilanar por el color de la pegatina.

  15. Agnes Grey dice:

    Por ejemplo,ha bastado 13 minutos de una entrevista de Michael Moore para condicionar la imagen de toda una vida y de un actor tan importante(e izquierdista :) ) como Charlton Heston.Pocas paginas como esta criticarian eso.O es que tanto dogmatismo,ingenuidad y conservadurismo iba a quedar impune?.

  16. MalaBesta dice:

    Bueno, la verdad es que las im√°genes de Heston con el rifle en ristre tampoco han ayudado mucho.

  17. Loberto dice:

    Yo pienso que al artisteo mundial se escandaliza por bien poco, la verdad.

  18. Bronte dice:

    Yo también creo que el artisteo mundial se escandaliza por nada y tanto ha sido que este artículo ha sido reproducido en todos los grandes medios de comunicación del mundo. También en La Off-Off-Crítica, of course.

    Por otro lado, el discurso oficial es bastante izquierdista cuando a nadie se le ocurre valorar otros contenidos por el grado de liberalismo que presentan, por ejemplo, como s√≠ que se valoran algunos por si son o no izquierdistas, como muy bien y muy sagazmente ha apuntado Raider. Piensen en ello. A ver si se imaginan a alguien diciendo “¬ŅCuatro? No s√©, no s√©… me parece que no es muy liberal”. O “Yo intuyo que Telecinco no es muy anarquista, pero a√ļn as√≠ creo que no est√° mal”.

    No sé donde será homogéneo el discurso, SpiderAnónimo; este mismo hilo es la prueba de que aquí, no.

    Y por √ļltimo, a m√≠ lo que me parece es que hay una ignorancia pol√≠tica realmente aterradora. Charlton Heston fue durante toda su vida un defensor activo de los derechos individuales. Defender el derecho individual a la propia defensa no es m√°s que otro paso en esa direcci√≥n. Ni giro a la derecha ni nada. Pocas carreras tan coherentes ha habido en todos los sentidos. Puede gustar, puede no gustar, pero desde luego no tiene nada que ver con el conservadurismo. Tiene que ver con el libertarianismo, que es una de las ideolog√≠as de corte m√°s revolucionario que yo conozco, ya que pr√°cticamente pretende hacer desparecer el estado.

    Pero claro, parece que hay un gran interés en fomentar un galimatías ideológico para que nadie pueda distinguir nada de nada y que así resulte más fácil que voten en la dirección convenida.

  19. Agnes Grey dice:

    Ya Malabesta.Como tampoco supongo que ayuda demasiado que muchos artistas digan y redigan por ejemplo lo bien que se vive en Cuba y tal.Aunque ellos tal vez no sean tachados nunca de reaccionarios como ha acontecido con Heston.Y coincido enormemente en ese punto con Bronte, pues eso de que el derecho , responsabilidad y libertad recaiga sobre el individuo y no sobre el estado (recordemos que la libre circulacion de armas esta prohibida en las dictaduras) suena a chino.Sobre todo en la “liberal” Europa.

  20. MalaBesta dice:

    Bueno, es que como diría don Mendo respecto a la gente que afirma que en Cuba se vive bien:

    Y me anulo y me atribulo
    Y mi horror no disimulo,
    Pues aunque el nombre te asombre,
    Quien obra así tiene un nombre,
    Y es el de tonto del culo.

  21. Agnes Grey dice:

    Eso es lo que quer’ia decir exactamente.Por un lado se dan palmaditas en la espalda por ser tan criticos con el sistema y luego demuestran una ingenuidad sin limites ante lo que dicen los Michael Moore de turno.

  22. SpiderAnónimo dice:

    Bueno, yo de las voces que escucho por aqu√≠, muchas parecen, m√°s bien dir√≠a la mayor√≠a, defender posturas muy parecidas. De ahi lo de homogeneidad del discurso. Y me refiero a este hilo y a la p√°gina en general. Y no hace falta decir lo de “es que decimos lo que nos da la gana”, porque yo soy el primero que defiende eso. Pero como defiendo la libertad de expresi√≥n, tambi√©n me gusta usarla. Es solo eso. Ya est√°n acostumbrados a que disienta, asi que no es ninguna sorpresa.

  23. Bronte dice:

    Bueno, pues eso mismo.

    Como a usted le gusta usar la libertad de expresión, también para disentir, y aquí nunca nadie le ha censurado por ello ni nada remotamente parecido, no le dé más vueltas a la cosa.

  24. SpiderAnónimo dice:

    Le doy las vueltas que me parezca bien darle, supongo. Sólo estaba replicando a lo que explicitamente argumentaste en contra de mi post.

    “No s√© donde ser√° homog√©neo el discurso, SpiderAn√≥nimo; este mismo hilo es la prueba de que aqu√≠, no.”

    Es que, además, me gusta replicar; es más bien un vicio, lo confieso. Pero me contendré, por hoy.

  25. Bronte dice:

    Por eso mismo.

    Como se hace bien evidente lo de su vicio, se le dice en plan consejo cordial para que no caiga usted en el derrotero de la adicción compulsiva, que se empieza replicando en una página de cine y sabe Dios dónde se acaba.

  26. SpiderAnónimo dice:

    Pues tu quiz√° deber√≠as “hac√©rtelo mirar”. Mira que en asuntos de adicciones aquellos que lo reconocen est√°n un paso m√°s cerca de “curarse” y no estoy yo seguro de que no tengas un vicio parecido al mio.

  27. fenix_oscuro dice:

    Modernícense un poco, izquierda y derecha son conceptos de hace no sé cuántos siglos :D

  28. Anchiano dice:

    Bueno, tengo que terciar en la discusión. La Rae dice:

    Librepensamiento.

    (De libre y pensamiento).

    1. m. Doctrina que reclama para la razón individual independencia absoluta de todo criterio sobrenatural.

    Vamos, que al final todo se reduce a ver o no ver el programa de Iker Jimenez.

  29. Un Tipo Sin Escr√ļpulos dice:

    A mí me contaron que ser de derechas viene a decir esto:

    “Que cada uno se apa√Īe como pueda. Todo hijo de vecino puede llegar a algo con esfuerzo y tes√≥n. Los ricos lo son porque se lo curran.”

    Y que ser de izquierdas era pensar algo así como:

    “Todos debemos ser solidarios. Hay personas con muchos problemas que no pueden apa√Ī√°rselas solas. Ayud√©moslas pues.”

    ¬ŅCu√°l de estas dos es la “visi√≥n del mundo” m√°s “realista”? A m√≠ me parece que la segunda. Y el comportamiento que supuestamente dimana de tal premisa es, creo, mucho m√°s √ļtil y “humano” que la primera monserga.

    As√≠ que, s√≠, s√≥lo los de izquierdas (izquierdistas suena “mu” mal) tenemos derecho a existir. Al resto habr√≠a que condenarlos a galeras por cr√≠menes contra la humanidad…

    Y , s√≠, Mamet es ya muy “viejuno”; y lo que es peor, se regodea en la pasta que tiene… Por otro lado, no me f√≠o yo un pelo de alguien que habla de “orden natural” (¬°?) a todas horas…

    ¬°Saludos!

  30. Fénix dice:

    S√≠, le ha quedado a usted muy humano eso de condenar a galeras a los que no piensan como usted…

  31. Un Tipo Sin Escr√ļpulos dice:

    F√©nix, hombre, era una broma. No te lo tomes a mal, le√Īe.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>