Crítica de “Las crónicas de Spiderwick”

Cuando vi que “Las crónicas de Spiderwick” era de los mismos productores de “Las crónicas de Narnia”, no les voy a engañar, me eché a temblar. Porque una tiene su corazoncito, y ya no está el horno para bollos. Luego cuando vi que el protagonista era Freddie Highmore, más disgusto. Qué malo es el condenado. Y encima aquí por partida doble, que hace de gemelo. Contemplar sus desvelos por diferenciar a los dos hermanos pone los pelos de punta. Básicamente cuando hace de Jared, hace de él mismo, llorando mucho, como es habitual en él, y cuando hace de Simon se peina la raya al lado y pone ronca la voz. Cada año que pasa es más afectado, pero extrañamente no crece, lo cual posiblemente nos castigue con tenerle presente en todas las películas infantiles de fantasía, género que me gusta bastante, y que ya me ha aguado en no pocas ocasiones. Afortunadamente “Las crónicas de Spiderwick” se defiende sola pese a la presencia de Highmore.

Seguir leyendo

No hay entradas relacionadas.

4 respuestas a “Crítica de “Las crónicas de Spiderwick””

  1. tizziano dice:

    Pues a mi Freddie me cae bien.Aunque solo sea porque fisicamente me recuerda un poco a mi querido Tom Jobim.Agua de bebeeeeeeeeeeeeeerrrr.

  2. luciana dice:

    freddie highmore es mi idolo!!!!me encanta!!!!y lo amo!!!!porque trabaja y actua muuuuuuy bien!!!me enkanta ese chico es mi idolo yu espero algun dia conoserlo!!!!

  3. Anónimo dice:

    Acabo de leer por ahí que Freddie Highmore tiene 16 años. De verdad, le tienen que estar dando hormonas contra el crecimiento o algo así, porque si no no es normal…

  4. zaparratroso dice:

    eso le pasa por pelarsela como un mono

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>