Los Goya 2008, en “directo”

Es decir, con la media hora de retraso con la que se emiten en España; claro que aquí nadie rumorea que sea por un problema de censura -más que nada por aquello del pensamiento único- y la cosa se queda en que así pueden “editar” la gala para que sea más soportable. Y de paso meter publicidad.


En aras de la brevedad, este año nos hemos quedado sin actuaciones musicales, que tradicionalmente habían sido lo mejor de la ceremonia. A ver si no quién recuerda algún otro momento de los Goya que no sea aquel fatídico playback a destiempo de “Amaral” (o quizá algún vestido de Rossy de Palma).

Y la retransmisión comienza con un repaso de los mejores momentos de la alfombra roja, en la que además de caer chuzos de punta, los famosos se apilaban de manera bastante llamativa. Además de que se oyen de fondo las órdenes de los regidores y fotógrafos, “ponte a la derecha”, “mira a la izquierda, etc. Y tras el resumen de la alfombra, toca uno de la gala pasada. Todo para que sea más breve, claro.

Corbacho, de nuevo, entra rompiendo; acaba de llamar Belén Esteban a Belén Rueda. Como suele pasar, el trabajo de cámara es así así. Casi le arrean con el objetivo a Maribel Verdú (que tampoco es que se pierda mucho) para intentar sacar a Gracia Querejeta.

Y sin más caricias ni cariños, entramos a saco en los premios. El primero es para la mejor dirección artística; tras los tipicos problemas de sobre para Clara Gago -este año parece que los han pegado a conciencia-, el Goya es para “El orfanato“, que por si alguien lo dudaba, es la favorita. Al menos la mía. Y el segundo premio -diseño de vestuario- para “Las 13 rosas”. Dos en cinco minutos, lo justo para que Corbacho se ponga un traje dorado.

Natalia Verbeke y el Bola -con un mullet que si lo ve McGuiver se muere de envidia-, tras un breve sketch del presentador y la ausencia de Almodóvar (de nuevo) en la gala, presentan el premio al mejor maquillaje y vestuario. De nuevo “El orfanato” se o lleva a casa. Y ellos mismos presentan el Goya a los mejores efectos especiales, que recae en la misma película. Y el discurso de recogida se ha transformado maravillosamente en un intermedio.

Después de más tiempo de anuncios que de gala, la retransmisión se reanuda con Corbacho tocando el espíritu reivindicativo que ha faltado en las últimas entregas, ya que ahora no hay problemas en España y presentando a Elsa Pataki, que Dios la tenga en su gloria, que es en la que nos pone a todos. Presenta el premio al mejor actor de reparto. Para Jose Manuel Cervino por “Las 13 rosas”. Alberto Iglesias y Najwa Nimri -que con esa voz que tiene más parece Najwa Inri- se encargan del Goya a la mejor música original. Se lo lleva Roque Baños, por “Las 13 rosas”. También presentan el premio a la mejor canción original, que recae en “Fado da saudade”, de la película “Fados”, sí yo también la conocía. A los premiados les han dado unas localidades bastante malas, porque han tenido que levantar a toda su fila y bajar todas las escaleras para recogerlo. Eso sí que es planificación.

Tras un pequeño sketch con “7 mesas de billar francés”, sin gracia, le toca a Corbacho vestido de la presidenta de la Academia, González-Sinde, parodiando el discurso del año pasado de la misma -aquello de las cuevas y el dale que te pego- es interrumpido por la auténtica presidenta, y la verdad es que no se sabe cuál de los dos va peor vestido. Nos regala el típico discurso: defensa de los derechos de autor, protegednos del mercado, qué necesario es el cine -perdón, el cine que hacemos nosotros, no el que ve la gente- para que la sociedad vaya bien. Y otro golpe de intermedio.

Vuelve Corbacho, y cada vez los aplausos que le reciben son más débiles; supongo que para los asistentes la gala se estará haciendo más larga. Neus Asensi y Pepón nieto premian los efectos de sonido de “El orfanato“. Y sin pausa le entregan el Goya al mejor montaje a “[REC]“.

Jose Coronado -presentado como “el hombre”, hay qué ver- le entrega uno de los premios grandes (con su tartamudez y sus errores), mejor actriz protagonista, a Maribel Verdú, por “7 mesas de billar francés”. Como antes se libró, ahora al bajar le arrea un codazo a la cámara; el discurso es un poco teenager histérica. Corbacho se acerca a Belén Rueda para que ella le agradezca la nominación y no se sienta mal.

Juan Diego Botto y Goya Toledo -entregadores, así se llaman ahora- presentan el premio a la mejor película de habla hispana (no española, se entiende). El Goya se lo lleva “XXY”, de la argentina Lucia Puenzo. Ellos mismos se encargan de la mejor película documental: “Invisibles”. Lo ha recogido Isabel Coixet y cómo no, ha empezado su discurso con su “eeeeh”.

Más besos de Corbacho al personal (el chiste ya se va gastando): Alejo Saura y Hugo Silva, que presentan a la mejor actriz revelación: Manuela Velasco, por “[REC]“. Y otro bloque de anuncios; es el tercero, a 15 minutos cada uno la cosa se va alargando ya.

Y a la vuelta le toca el turno al Goya de Honor, para Alfredo Landa, tras una corbachada que incluye suecas bailando el soft jazz típico de las españoladas. Un montaje de vídeo, también con sus suecas y sus “Santos inocentes”, deja a un landa renqueante en el escenario. Lo típico, todo el mundo que hasta hace unos años renegaba del destape de pie. El discurso es de aúpa, parece que se lo ha escrito la Coixet: incluye tartamudeos, espacios en blanco, balbuceos y repetir la palabra gracias unas 20 veces. Termina con su familia de él en el escenario, y a mí me ha parecido que casi le da un desvanecimiento o algo así.

Después de otro pequeño sketch, Santiago Segura -otro al que también le gusta verse en cámara- presenta el premio al mejor director novel; como era de esperar se lo lleva Juan Antonio Bayona, por “El orfanato“, que para eso ha vendido el remake americano.

Mónica Cruz y Bárbara Lennie entregan el Goya al mejor actor revelación, a Jose Luis Torrijo por su papel en “La soledad”. A Roger Príncep, el niño de “El orfanato” -que también estaba nominado- no se lo podían dar porque ni le llegan los pies al suelo ni puede levantar el busto aún. Y venga, otra tanda de anuncios.

Y a la vuelta le entrega Corbacho un minigoya a Roger -así en plan dispensador de Pez- para que no se vaya de vacío. Da la entrada a los premios para los cortometrajistas, que a punto han estado de quedarse fuera de la gala, por aquello de que no había tiempo para cortos pero sí para anuncios. De nuevo lo presenta Santi Millán, al alimón con el propio Corbacho. La mecánica es algo diferente. Primero listan a los nominados a todas las categorías, y luego los premios al montón. Mejor corto de animación: “Tadeo Jones y el sótano maldito”. Mejor corto documental: “El hombre feliz”. Y mejor corto de ficción: “Salvador, historia de un milagro cotidiano”.

Ana Fernández presenta a los nominados al Goya a la mejor interpretación masculina protagonista -ea-, que recae en la persona de Alberto San Juan, por “Bajo las estrellas”, que trae sus discurso en un papel y agradece en su discurso a su tía de Valladolid y pide la disolución de la Conferencia Episcopal en la misma frase, que así son los actores.

Eduardo Soto y Pepe Villuela (Mortadelo y Filemón), con un vídeo de Mortadelo y Filemón de fondo, presentan el premio a la mejor película de animación. De entre las nominadas yo diría que al menos dos no se han estrenado. La premiada es “Nocturna, una aventura mágica”, producida por Filmax, cuyo representante recoge el premio y aprovecha para pedir que el gobierno acabe con la piratería, no vaya a ser que se termine la gala sin mencionarla. Sigue el vídeo de los fallecidos en 2007, entre los que hay un abogado. Y otro intermedio.

Tras el enésimo anuncio de McDonalds y sus nuevas hamburguesas hechas con pan de pueblo, vuelve Corbacho con un traje amarillo DJ Pollo, que da paso a Ernesto Alterio para entregar el premio a la mejor actriz de reparto. Amparo Baró por “7 mesas de billar frances”, y en su nombre lo recoge Gracia Querejeta. Verónica Sánchez y otro Sánchez con gafas entregan a Félix Viscarret el Goya al mejor guión adaptado por “Bajo las estrellas”. La misma pareja premia el mejor guión original: Sergio Sánchez por “El orfanato“. Debió escribir el libreto con 10 años, porque según él llevaba diez años en un cajón y el zagal aparenta tener como unos veintipico años.

Unax Ugalde y Silvia Abascal -que parece que le ha robado el vestido a Nicole Kidman en el anuncio de Channel- presentan el Goya a la mejor fotografía, para Jose Luis Alcaine por “Las 13 rosas”, que lleva a cabo la gesta -frunciendo el ceño con el esfuerzo y todo- de recitar los nombres de las trece. Sigue la mejor dirección de producción, Sandra Hermida, por “El orfanato“. Y más anuncios. Esto es un auténtico insulto. Que en una televisión pública hagan esto con una gala pagada por todos, es de juzgado de guardia.

Y después de ver a Fran Rivera practicando aikido, los últimos premios. Álex de la Iglesia- que también lo recogió en su día, aunque vista “Los crímenes de Oxford” nadie lo diría- presenta el Goya a la mejor dirección. No sin cierto tono de sorpresa, se lo entrega a Jaime Rosales, por “La soledad”. Es que eso de partir la pantalla en dos y rodar con varias cámaras a la vez es como muy novedoso y rompedor; la polivisión le llaman. Si Abel Gance levantase la cabeza… Nos recomienda que cuando tengamos hijos no los llevemos a ver una de Disney, sino una película interesante y emocionante como “El ladrón de bicicletas”. Pobres niños.

Alejandro Amenábar presenta el último Goya -esperemos que no haya más-, el premio a la mejor película.  La ganadora es “La soledad”. Vivir para ver.

No hay entradas relacionadas.

23 respuestas a “Los Goya 2008, en “directo””

  1. Loberto dice:

    Jo, el pobre Alfredo Landa está pasando las de Caín para poder expresar algo con un mínimo de coherencia, y eso que ya sabía que el Goya honorífico era para él.

    Tremendo lo mal que lo está llevando el hombre. Pero bueno, es un grande de nuestras pantallas y se le perdona todo.

  2. MalaBesta dice:

    Bueno, después de lo de Najwa Nimri, que habla en psicofonía, todos parecen Pavarotti…

    Y lo que veo es que dependiendo de las comunidades, el retardo es diferente, porque por aquí aún andamos de anuncios…

  3. Loberto dice:

    Bueno, yo es que lo estoy oyendo por la radio. Tiene la ventaja de que no hay retraso ni anuncios, pero tiene la desventaja de que no puedo ver el escote de la Pataky… :(

    Al menos, por vuestro bien espero que editen bastante la intervención de Landa.

  4. zEke dice:

    pues yo simplemente lo estoy leyendo por aquí… manda narices lo que acaba uno (o sea, yo) haciendo…

  5. MalaBesta dice:

    A mí lo que me parece fatal es que unos premiados dispongan de media hora de discurso y a otros les den puerta en 30 segundos.

  6. Loberto dice:

    Bueno, es que en 30 segundos a la Coixet no le da tiempo ni a ajustarse las gafas, vista su incontrolable verborrea. Ni el Wyoming puesto de speed, vamos.

  7. zEke dice:

    los discursos de los anunciantes parecen los más largos a raiz de lo que comentáis… esos sí “merecen” premios… amiguismos en la academia española¿?

  8. Ninfómano dice:

    Pues a mi Maribel Verdú me encanta. Peazo mujer, oye. Las que no me han gustado nunca han sido las hermanas Cruz ni la pedorra de la Pataki, que es de lo peorcito que ha dado el mundo artistoide de este país, tanto en calidad interpretativa (es mala actriz de cojones) como en cultural (tonta de remate). Además de ser la típica niña bonita estándar sin ningún tipo de morbo.

    Maribel, mi reina. Tipazo brutal y guapísima siempre y ahora con su premio, que ya le tocaba después de haberse currado ese carrerón y haber interpretado tan bien tantos papeles. ¡Enhorabuena!

  9. MalaBesta dice:

    Joer, lo de Landa ha sido muy fuerte. ¿Pero a este hombre le pasa algo?

  10. Loberto dice:

    Deduzco que al final no lo han podido editar. Era realmente difícil meterle mano al “discurso”…

    Quizás ha visto a Garci y le ha dado un vahído.

  11. zEke dice:

    curioso que santiago también lo consiguiera por el primer torrente… y la verdad de un director al otro… un mundo¡!¡!¡

  12. Loberto dice:

    Por cierto, justo ahora se anuncia la mejor peli del 2007.

  13. MalaBesta dice:

    Es que creo que el premio al director novel es “hereditario”, y siempre lo entrega un premiado con anterioridad.

  14. Loberto dice:

    Por cierto, ahora que leo lo del niño de “El Orfanato”, recuerdo que me pareció oírle decir, en su inocencia, que si lo ganaba no podría llevárselo a casa porque para ello hay que soltar 1000 euritos de nada (600 si Zapatero echa una manita), y que se conformaría con hacerse una foto con él. Criatura.

    Ya se enterará algún día de las subvenciones del cine español.

  15. zEke dice:

    vaya… pues debe estar bayona contento de recibirlo del “gran” director de torrente… vaya con el niño, desconocía eso loberto… así que te dan el premio y encima tienes que pagar con él… pues que se lo queden, la verdad… además no hay manera de enfrentar a un goya con un playmobil…

  16. zEke dice:

    pues si me dices que le han dado uno pequeñito igual si puede utilizarlo de jabba the hutt de los playmobil… ves qué bien¡!

  17. Guri dice:

    Ainnns que cutrada de gala por el amor de Dios … que me perdone Alberto San Juan …. lo dicho, p’ir a mear y no echar gota ….

  18. tizziano dice:

    Que ocurre con landa?.Pues aqui donde estoy casi que dan igual los Goya…

  19. Tronchanabos dice:

    Juas, muy buena la “retransmisión” en diferido. No he visto la gala, pero leyéndo esta crónica me salto lo aburrido, me quedo lo interesante (vamos, nada), y de paso me río un rato.

    Felicidades al redactor.

  20. layuko dice:

    Lo de Landa a mí me dio hasta mal rollo: al principio juro que pensé que estaba haciendo una especie de coña, imitando a su compi Ozores, hasta que no, simplemente se trababa, decía palabras inconexas y demás… Muy fuerte. Y cuándo Jjosé sacristán intentó llevárselo y él volvió al atril?

    La Pataki… En finx. Yo creo que está tan prematuramente alicatada que las costuras le tiran del cerebro, y ya se sabe… Qué tontita es la pobre…

    Y yo me quedo con el ganador del corto de ficción, árabe, que suelta de entrada: está bien que llamándome Amir, o Adid o Hamal (no recuerdo), aún no me hayan cacheado…

    :P

  21. MalaBesta dice:

    Bueno, pero eso es una pose. Es como los chistes de Chris Tucker sobre lo mal que tratan a los negros en USA. Luego el tío se habrá ido en su Golf a casa y santas pascuas.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>