Entendiendo la huelga que se avecina en Hollywood

Este final de año y la primera mitad de 2008 serán tiempos tormentosos en Hollywood; puede que alguna vez se hayan fijado que en los créditos de una película muchos de los nombres suelen ir acompañados de unas siglas: WGA, DGA, etc. Se trata de las guilds, una especie de sindicatos a los que la práctica totalidad de actores, directores, guionistas, directores de fotografía y en general todo el mundo que está más involucrado en el cine que un vendedor de palomitas está adscrito. El 31 de Octubre el “convenio colectivo” (la figura legal es diferente en Estados Unidos, pero a todos los efectos es lo mismo) de la Writers Guild of America caduca, y a finales de Junio lo hacen a su vez los de la Directors Guild y Screen Actors Guild. Y no hay nada mejor para aligerar una negociación que una huelga colectiva.


Así que hay que renegociar los términos de los contratos; por un lado estarán actores, directores y guionistas, pues aunque separados por 6 meses, los escritores han decidido esperar a sus compañeros para negociar todos juntos y con más fuerza. Por el otro, la Alliance of Motion Picture and Television Producers (AMPTA), la sociedad de productores, que intentará que los convenios le sean lo más favorables posible. ¿Cuáles son los puntos de enfrentamiento?

Mientras que la negociación con actores y directores parece que será bastante ligera, pues aúno no ha aparecido ningún problema grave (aunque no están tan cerca del final todavía), los guionistas tienen choques frontales con la sociedad de productores en al menos tres puntos:

  • La explotación en internet. Mientras que los estudios y los productores quieren aplazar la negociación de los beneficios obtenidos por la explotación de las películas en internet durante otros tres años, porque “es un mercado todavía en desarrollo”, los escritores reclaman también su parte de los beneficios, pues al fin y al cabo es una fuente de ingresos como otra cualquiera.
  • Pago de los royalties. Una vez que el guionista ha recibido su sueldo (el precio de su guión o del tiempo que ha invertido en el de otro), tal y como están las cosas, no empieza a cobrar el bonus de los royalties (básicamente un porcentaje de los beneficios) hasta que los productores han recuperado el total de su inversión. Es decir, si “Los bingueros 2″ cuesta 30 millones de euros, hasta que la película haga esos 30 millones en taquilla, Pajares y Esteso no ven un duro extra por su guión. Evidentemente, el sindicato de guionistas quiere modificar esto, y empezar a cobrar desde que se vende la primera entrada.
  • La WGA quiere que los “guionistas” de reality shows y reality TV se adscriban a su sindicato. Se trata de los machacas que tiene que revisar todo el material rodado por las cámaras de la casa de “Gran Hermano”, por ejemplo, y a partir de horas y horas de gente metiéndose el dedo en la nariz, construir una historia interesante, que si menganito se acostó con fulanito, que si la sartén tenía mango. A la sociedad de productores no le hace mucha gracia, pues tal como están las cosas en América (hay una infinidad de programas de ese estilo) le daría un poder a la WGA bastante considerable.

Hay otros detalles menores; los escritores, por ejemplo, quieren terminar con la preponderancia de los directores en los créditos (ya saben, eso de “Una película de Steven Spielberg”). Pero el caballo de batalla de las negociaciones serán estos tres puntos.

¿Cómo van a ir las cosas? En principio se espera que en Junio comience un paro completo en Hollywood. Ni se rodará ni se escribirá. Pero además los guionistas se están pensando un órdago. Los grandes estudios, aprovechando el tiempo que queda de aquí a Junio, están intentando sacar adelante el mayor número de películas posibles, incluyendo grandes proyectos como el nuevo Batman, “La Liga de la Justicia”, “Wolverine”, “Ángeles y demonios”, etc. Muchos de ellos todavía no tienen un guión definitivo, y la WGA ha visto que puede agarrar el toro por las criadillas si comienza su huelga a la de ya, en lugar de darle a las majors un margen de 6 meses para llenar sus estanterías.

No conviene olvidar que la Writers Guild tiene 11000 miembros, y controla a guionistas de cine y televisión, así que no sólo se trata de películas: todos los canales de televisión se verán también afectados. La Screen Actors Guild acoge a 120000 actores, que además de cine y televisión también trabajan en el mundo de los videojuegos o la publicidad, por ejemplo, al igual que lo hacen los afiliados a la Directors Guild of America. Se estima que la huelga puede suponer unas pérdidas totales para la economía de Los Angeles de 2000 millones de dólares.

Así que… ¿Veremos a Tom Cruise con una pancarta por la calle? ¿Hará Christian Bale una (otra) huelga de hambre?

Fuentes: The Movie Blog, IGN.

No hay entradas relacionadas.

3 respuestas a “Entendiendo la huelga que se avecina en Hollywood”

  1. Po zí dice:

    Que digo yo …… podían los de aqui hacer una huelga parecida jajajaja descansariamos un poco de tanta basurrilla made in spain y se ahorraría algo de dinero que no viene mal para dedicarlo a cosas que se aprovecharían mejor ….

  2. Tizziano dice:

    La habría si el cine Español fuese una “Industria”.

  3. Mamideck dice:

    Aqui no hay ese problema, como se ‘lo guisan y se lo comen’ entre su nucleo cerrado nunca se dara la situacion

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>