Pitt y Aronofsky en “The Fighter”

Según Rope of Silicon, es muy posible que Brad Pitt sustituya a Matt Damon en “The Fighter“, la próxima película de Darren Aronofsky.

La idea es intentar terminar el rodaje antes de la inminente huelga del gremio de escritores, actores y directores. Pitt interpretará al hermano de Mickey Ward (Mark Wahlberg) un boxeador irlandés sin demasiado éxito al que llevará hasta el título mundial.

¿Serán peleas no lineales?

No hay entradas relacionadas.

12 respuestas a “Pitt y Aronofsky en “The Fighter””

  1. Messiah dice:

    ¿Huelga? ¿Es alguna coña que no he pillado, o me lo explica alguien?:P

  2. Loberto dice:

    Lineales no sé, pero más aburridas de lo que fue “The Fountain”, yo lo dudo bastante.

  3. MalaBesta dice:

    No, no, es totalmente serio. Por lo visto el año que viene el Writers Guild tiene que renegociar su “convenio colectivo”, por así decirlo, y con ayuda de las otras dos Guild se va a montar.

    A lo largo de hoy pondremos un post un poco más en detalle explicando la situación; pero vamos, los estudios están rodando a todo correr para sacar el mayor número de películas antes del paro.

  4. zEke dice:

    si son no lineales, en ocasiones, como los cruces de cables, se cancelan… por cierto, “The Fountain”, de aburrida, nada…

  5. Mamideck dice:

    A mi al menos me gusto, lo que pasa que es muy pretenciosa, como un poco filosofía en una ‘fortune cookie’

  6. Shadowcat dice:

    anda, the fountain aburrida? ya lo decia yo que no es una peli para todos los gustos…
    http://elblogalreves.blogspot.com/2007/08/la-fuente-de-la-vida.html

  7. Loberto dice:

    Debo ser yo el raro entonces, porque a mí hora y media abundante de colorines con Hugh Jackman rapado al cero y hablándole a un árbol no me parece una experiencia entretenida en absoluto. O puede ser que en mi caso, no combine bien la botánica con la astronomía y el titanlux dorado. No descarto nada.

    A mí me parece estupendo que Aronofsky, como Lynch o Medem, hagan lo que les salga del arco de triunfo, y que incluso haya gente que les guste y que les busquen lecturas a sus obras. Pero yo sigo quedándome con la duda de si en el fondo, no se tirarán por los suelos de la risa cuando leen a gente decir que “han entendido su película”.

  8. zEke dice:

    Comparto tú opinión en cuanto a lo último que dices, Loberto… Pero, la verdad, a mí me trae sin cuidado si se tiran o no por los suelos. Lo que al final del día importa es como uno interacciona con sus películas. Este tipo de directores son los que acercan el cine a aquello de arte… Mucho más que otros cuya única finalidad es entretener. Y como en cualquier manifestación artística hay a quien le dice algo, hay a quien no, y hay a quien todo lo contrario. Eso sí, esto acaba siendo idependiente de la intención del artista… Yo no me imagino a Picasso tirado por el suelo… Y con esto no quiero justificar a estos autores, ni ponerlos a la altura del artista malagueño, sino simplemente poner de manifiesto que este tipo de cine, bien, es diferente… A ti igual no te dice nada, a mí igual sí, y a mi primo el de cuenca, pues no lo sé, no le he preguntado… Como El Guernica, vamos, que habrá a quien le parezca una soberana tontería… Sin ir más lejos, hay gente que encuentra inspiración en La Biblia…

  9. Loberto dice:

    Entiendo a lo que te refieres, zEke, pero aparte de lo inteligible o no que pueda ser una película, creo que una obra realmente especial impacta más allá de su comprensión. Sin ir más lejos, entendí bastante poco de “Inland Empire”, la última de Lynch, pero en todo momento noté que el tipo me llevaba por donde él quería. Es decir, fue capaz de crearme sensaciones, fueran las que fueran. Ahora, si realmente quería decir algo que sólo él sabe, queda lejos de mi entendimiento, pero fue algo absorbente, sin duda alguna.

    “La fuente de la vida” me pareció dar vueltas en círculos sobre un tema que, seguro, ya se ha tratado mil veces antes, y puede que bastante mejor. La muerte como creadora de la vida y todo eso. La única sensación que me produjo fue un aburrimiento mortal, que no lo considero positivo en un cine. Es más, no niego que puede que yo sea un tarugo incapaz de apreciar su sofisticación visual (porque creo que de planteamiento andaba justita), pero aún así, me molesta mucho que una película se sustente sólo en imágenes “bonitas”, por llamarlas de alguna manera. Y si quería hacer una obra completamente alegórica, ¿a cuento de qué mete a Rachel Weisz agonizando durante una hora y diciendo “no hay vida sin muerte”, “no hay que tener miedo a morir”, y demás filosofía barata?

    Y, ya que dices lo de La Biblia, no dudo que sea una de las inspiraciones de Aronofsky, como seguro que lo es el I Ching, y si me apuran, El mundo de Sofía.

  10. zEke dice:

    “The fountain” como cualquier otra película se basa en un tema que ya ha sido tratado con anterioridad. Cierto. Ya no hay originalidad en el cine, me atrevería a decir que prácticamente todo ha sido propuesto con anterioridad. Es más, muchas de las propuestas pueden encontrarse, más o menos extenidas, en escrituras tan antiguas como la Biblia, o Siddhartha, o los diálogos de Platón. Es todavía más, en ocasiones uno acaba haciendo algo que puede tacharlo de estar inspirado en algo de cuya existencia el autor no tenía ni idea (tan parecidos somos, sí). Así las cosas quedan dos opciones, hacer cine para entretener o intentar hacer un ejercicio artístico en cuanto al como servir el plato a digerir.

    Por continuar con referencia pictóricas, mucha gente podría haber hecho un retrato de la infanta Margarita y allegados, por ejemplo, aunque mucho me temo que pocos hubieran dicho tanto como Velázquez.

    Al final la capacidad de realmente comunicar reside más en el cómo, que en el qué. Así, sin ir más lejos, aunque se han hecho muchas películas sobre drogodependientes con argumentos primos hermanos, son sólo las que se esfuerzan en el cómo las que dicen algo notable. Sin ir más lejos, pues un buen ejemplo de esto sería “Requiem for a Dream” del mismo Aronofsky.

    “The Fountain” no será recodada como la mejor película de la historia del cine pero yo aplaudo el esfuerzo de sus creadores por ser capaces de transmitir una idea que podrá gustar más o menos, pero se deja descodificar. Evidentemente aburrirá a mucha gente, de la misma manera que cualquier cosa hoy en día es capaz de aburrir a mucha gente. Yo aún no entiendo como nadie puede pasárseolo bien dos horas delante del televisor viendo eso que llaman circo de la velocidad.

    Esto sin entrar en el dominio de los gradientes lumínicos de los técnicos de iluminación, la envolvente música compuesta por Clint Mansell e interpretada por The Kronos Quartet (por cierto, su directo interpretando instantáneas del comsos es simplemente impresionante) que hace bailar las imágenes a su son, o el hecho de que no se utilizaron gráficos generados por ordenador. No olvidemos tampoco que estamos hablando de una película independiente de bajo presupuesto, que pretendió ser más en un principio pero no lo fue después de la negativa de Brad Pitt y un sinfín de problemas en Australia.

    Por cierto, ¿qué significa filosofía barata? Es la filosofía budista barata¿? lo es la católica¿? islam¿? la tuya¿? la mía¿? la nuestra¿? la del señor Miyagi¿?

    En cuanto a lo que dices de Lynch, pues sí, aunque entendería que gustara incluso a menos gente. Por el simple motivo de que no es lo mismo representar la violencia con la fotografía de un cadáver, la fotografía de un cuchillo ensangrentado, o la fotografía de una pupila dilatada…

  11. Loberto dice:

    A mí es que la fotografía y composición de “The Fountain” me recordaron a un extraño caleidoscopio, o a esos efectos que se hacían años ha, cuando la televisión en color estaba en sus inicios en España, y lo que en Rockopop consideraban vídeos musicales eran simplemente actuaciones de los artistas haciendo playback mientras las cámaras multiplicaban la imagen del cantante o falseaban los colores. Pero bueno, es la opción estética de Aronofsky, como la extraña recreación del siglo XVI español.

    Y filosofía barata es lo que se hace cuando se emplea la grandilocuencia (verbal o cinematográfica) para tratar temas bastante manidos (la vida, la muerte, etc.) de forma superficial y sin ofrecer nada nuevo ni interesante. Por eso, hora y media repitiendo el mismo discurso, sin nada más que lo sustente que tres historias similares en tres épocas distintas, me parece un tanto vacío. La del señor Miyagi, nunca.

    Pero vamos, me he tragado cosas bastantes peores, sin duda, aunque ya digo que me aburrió bastante. Tal vez sea lo que tú dices, y sea muy difícil mantener la atención del respetable. Pero a mí me da que la historia de un tipo calvo y Bárbol en una burbuja no sea la mejor manera de conseguilo.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>