Crítica de “Mia Sarah”

"Mía Sarah" no tiene ni pies ni cabeza, los actores son bastantes malos y el director no sabe muy bien por dónde va. Con todo, posiblemente es la mejor película española que se ha estrenado en los últimos doce meses. ¿Qué la hace tan especial? Es un intento de salirse del neorrealismo cochambroso que acapara sin escrúpulos a todo nuestro cine. No es de extrañar que sea desde Galicia desde nos viene este intento medio mágico, medio confuso, en el que se intenta mostrar una historia "romántica y bonita" llena de ingredientes a lo Jiménez del Oso. Ahora eso sí, pocas veces se ha visto La Coruña peor fotografiada. Según "Mía Sarah" la ciudad "donde nadie es forastero" tiene exactamente una calle que desemboca en una plaza (bonitas ambas) y que se muestran poquito, como si les diera vergüenza. Cosa algo incomprensible, porque La Coruña, fea, lo que se dice fea, no es.

Seguir leyendo

No hay entradas relacionadas.

Una respuesta a “Crítica de “Mia Sarah””

  1. Tizziano dice:

    :)

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>