Tenemos chico nuevo en el Ministerio

Pues sí, queridos amiguitos y amiguitas. Doña Carmen Calvo, “Dixie” para los amigos, deja el Ministerio dando paso a César Antonio Molina, gallego de pro y de encarrilada carrera en el tema éste de la Cultura con mayúsculas. Estudiado es el hombre, pues no sólo se licenció en Derecho y Periodismo, sino que llegó a doctorarse en esto último, complementando su formación con una diplomatura en Lengua y Literatura italiana por la Universidad para extranjeros de Perugia, con lo cual tenemos casi garantizado que sabrá algo más de latín que su predecesora.

Animador de numerosas publicaciones además de docente universitario, su estrella empieza a hacerse fulgurante cuando en 1996 pasa a ser director gerente del Círculo de Bellas Artes de Madrid, vivero de grandes figuras de la intelectualidaz española, y cualidad que según Ángeles González Sinde le hace “conocer el mundo de la cultura desde varios ángulos”. A partir de entonces, todo es una fiesta para César Antonio Molina, que se convierte en una de las figuras literarias del periódico “El país”, culminando su ascenso cuando el gobierno de Zapatero hace efectivo su nombramiento como Director del Instituto Cervantes, el cual, podemos asegurar, estaba hecho un asco cuando él tomó el relevo. En la actualidad, sigue en la misma penosa situación.

Como persona humana tiene fama de ser algo venal y poco humilde. Sirva pues un botón de muestra en las primeras declaraciones hechas tras su nombramiento: “Trabajaré y trabajaré con la misma ilusión e imaginación con las que siempre lo he hecho”. Publicador incansable, más de treinta títulos alaban su publicamiento, entre los que se cuentan el ensayo, la prosa y la poesía. Reproducimos aquí uno de sus encuentros con las musas:

Lugares que me guardan de un olvido necesario.
Palmeras, geranios, sauces que suspiran sobre la
Los días como el óxido que anilla rapaces sobre
Nunca estuve más unido, más próximo a aquella higuera que planté,
ahora que flota en las olas, libre de puntales. [...]

El “la” y el “sobre” de pie quebrado son propios del poema, declinando esta página cualquier responsabilidad sobre los mismos. Lo más emotivo, sin lugar a dudas, lo de “aquella higuera que planté”. Pues nada, mucha suerte. Seguiremos informando.

No hay entradas relacionadas.

7 respuestas a “Tenemos chico nuevo en el Ministerio”

  1. MalaBesta dice:

    Poder, puede haber tocado en la tuna,
    pero esa poesía es mierda, una

  2. Messiah dice:

    El primer comentario secundo,
    con este comentario segundo.

  3. Tizziano dice:

    Impresionante,impresionante.Supongo que tras la diplomatura en la siempre hermosa y eterna italia,haría unos cursos de escritura creativa y poesía en Dagobah.

  4. Loberto dice:

    Esos cinco versos darían para horas y horas de comentario, pero si tengo que elegir, me quedo con la grandiosa prosopopeya de los “sauces que suspiran”, y sobre todo, con los versos de cabo roto, que no tienen nada que envidiar a la famosa espinela de Cervantes:

    Advierte que es desati
    siendo de vidrio el teja
    tomar piedras en la ma
    para tirar al veci .
    Deja que el hombre de jui
    en las obras que compo
    se vaya con pies de plo
    que el que saca a luz pape
    para entretener donce
    escribe a tontas y a lo

  5. Tizziano dice:

    Ná,a cualquiera con cultura general ese poema poco original resulta le .Y más siendo gallego.

    http://www.casavaria.com/gal/castro-cant-15.htm

  6. Po zí dice:

    Por mi como si hace las reuniones con pareados …. Ya se le vera el plumero y a ver por donde nos sale …. ¿Se vestirá también con modistos españoles por orden alfabético? … ¿Seguirá donde lo dejo su predecesora o empezará de nuevo el alfabeto y así podra arreglar el echo de que la Señora Calvo se olvido de Adolfo Dominguez?

  7. Raider dice:

    Pues sí que tienen los gallegos obsesión con plantar higueras, sí…

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>