Michael Moore: ¿alguien ha dicho conspiranoia?

El culebrón de la copia pirata de “Sicko“, la nueva película de Michael Moore en la que pone en evidencia el sistema de salud americano, que apareció en YouTube aún sigue coleando.

Primero Moore dijo que a él no le preocupaba demasiado que se pirateasen sus películas (de hecho una copia pirata de “Farenheit 9/11” se proyectó en la televisión cubana para regocijo de su creador). Luego apareció en la web una copia de su película, y la Weisenstein Company se apresuró a forzar a YouTube a retirarla, para luego amenazar con emprender acciones legales contra el responsable de la copia.

Ahora Moore ha declarado que no ha podido ser obra de un aficionado, que era un vídeo de demasiada calidad y que aquello tenía que ser responsabilidad de alguien que trabajase dentro de la compañía, con acceso a la copia máster. Incluso declaró que “Si usted fuese detective de policía, lo primero que haría sería preguntarse por el móvil: ¿a quién le interesa arruinar el estreno de la película? Si yo fuese del FBI o de la policía e investigase este delito, es lo primero que haría”.

Unan estas declaraciones a todo el lío que ha organizado la película porque parte de sus escenas están rodadas, sin permiso gubernamental, en Cuba, por lo que Moore se enfrenta a una investigación del fisco. El documentalista incluso ha almacenado copias de su película en Canadá, para protegerlas de la administración americana, y ha hecho un comunicado a través de su abogado en el que afirma que el gobierno lo discrimina por el contenido de su trabajo periodístico.

No hay entradas relacionadas.

Una respuesta a “Michael Moore: ¿alguien ha dicho conspiranoia?”

  1. Adso de Melk dice:

    Al margen de los siniestros representantes de compañías petrolíferas y armamentísticas, creo que pocas personas se han beneficiado de forma más evidente de los 8 años de administración – bueno, lo de “administración” es una manera de hablar – de George W. Bush. Durante este tiempo, Michael Moore se ha dedicado a subrayar lo evidente: Bush, Cheney, Rice… eran un atajo de golfos apandadores y la guerra de Irak un timo. ¿Realmente alguien necesitaba leer un libro o ver un documental para llegar a tan sagaz conclusión? Tengo la impresión – aunque a lo mejor estoy equivocado, vayan ustedes a saber – que finalizado el mandato de 44 presidente de los Estados Unidos, al bueno de Moore no le queda más remedio que inventarse una conspiración de pegolete para mantenerse en “el candelabro”. Más que conspiranoico, yo diría que lo que tiene es un morro que se lo pisa.

Escribe un comentario

XHTML: Puedes usar este código para que haga bonito: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>